3 postres helados saludables que te refrescarán en este verano

paletas frutales heladas multicolor
Estos postres helados saludables pueden mantenerte por el buen camino en este verano.

por Catherine Santino

El verano oficialmente llegó, lo que significa que las heladerías están abiertas; y ofrecen dulces extremadamente tentadores.

Si bien es importante consentirte ocasionalmente, hay muchas alternativas que pueden mantenerte (y a tus metas de salud) en el buen camino este verano. Estos tres postres helados saludables no solamente complacerán tus ganas de comer algo dulce y te refrescarán durante los meses calurosos de verano, sino que ¡son muy fáciles de hacer en casa!

1. Sorbete de sandía

Este plato puede ser un postre increíblemente refrescante durante esos días calurosos de verano (¡o después de hacer ejercicio!), y no puede ser más fácil de hacer. Lo mejor de todo es que tiene solo dos ingredientes:

  • 3 tazas de sandía cortada en cubos
  • 1 cucharadita de jugo de lima

Primero, corta la sandía en trozos y congélalos durante toda la noche sobre una placa para horno cubierta con papel para horno. Al día siguiente, coloca los trozos congelados de sandía en una procesadora (o licuadora potente) junto con un poco de jugo de lima.

Ahora procesa hasta que quede homogénea. Si los trozos están demasiado congelados, es posible que debas agregar un poco de agua tibia para ayudar al proceso. Si lo comes inmediatamente, sentirás una textura más suave; si lo colocas en un recipiente y lo congelas durante 3 a 4 horas, obtendrás una mezcla más firme.

No solo es un postre liviano para los días calurosos de verano, sino que también brinda algunos beneficios saludables. Las sandías tienen un 92 por ciento de agua, así que servirse este sorbete puede ayudarte a estar hidratado con el calor.

2. "Helado" de banana y mantequilla de maní

Las bananas tienen la textura cremosa del helado cuando se las procesa, así que ¡este plato sabe casi como el real! Esto es lo que necesitarás:

  • 3 bananas grandes y maduras
  • 3 cucharadas de mantequilla de maní natural
  • 1/4 cucharadita de extracto de vainilla
  • Una pizca de canela
  • Sal marina a gusto
  • Maní tostado para colocar encima

Para preparar, corta las bananas en trozos pequeños y congélalos hasta que estén sólidos (por lo menos 1 a 2 horas). Luego, coloca los trozos de banana en una licuadora y procésalos hasta que la mezcla sea homogénea y cremosa. Esto podría tomar un buen tiempo, y será bastante ruidoso, ya que los trozos están congelados. Luego de unos minutos, la consistencia debería ser los suficientemente densa y cremosa como para ¡hacerte creer que realmente es helado!

A continuación, agrega la mantequilla de maní, el extracto de vainilla, la canela, la sal marina y cualquier otra cosa que quieras agregar. Procesa algunas veces más para mezclar todo por completo. Si lo deseas, coloca un poco de mantequilla de maní por encima y maní tostado triturado.

El potasio de las bananas y las proteínas de los frutos secos también aumentarán tu nivel de energía, lo que convierte a este postre helado saludable en un excelente ¡bocadillo previo al ejercicio!

3. Paletas heladas de yogur de durazno y fresas

Este es uno de los postres helados saludables más divertidos (y fáciles) de hacer durante el verano. Incluye un lácteo, el yogur griego, que es mucho mejor para ti que los azúcares refinados que contienen los helados. También te dejará más saciado, por más tiempo.

Esto es lo que necesitas para hacer estas sabrosas y refrescantes paletas:

  • 3 tazas de fresas procesadas a 1 1/2 taza
  • 3 tazas de durazno, pelado y cortado, procesado a 1 1/2 taza
  • 4 cucharaditas de miel, divididas
  • 2/3 taza de yogur griego de vainilla

Comienza procesando las fresas con 2 cucharaditas de miel y resérvalas para más tarde. Luego, procesa los trozos de durazno con las otras dos cucharaditas de miel. Sirve capas de las mezclas de fruta en los moldes de paletas de esta manera: 2 cucharaditas de puré de fresa, 1 cucharadita de yogur, 2 cucharaditas de puré de durazno, y repite. La última capa debe ser de puré de fruta.

Golpea suavemente el molde sobre una superficie dura para asegurarte que todas las capas se asienten. Si quieres agregarle sofisticación, utiliza una cuchara pequeña para arrastrar la mezcla desde abajo hacia arriba del molde algunas veces para crear un dibujo arremolinado. Si ves burbujas de aire, golpea suavemente los moldes para eliminarlas. Coloca los palitos de las paletas, congela durante 6 horas y ¡disfruta!