4 consejos para ayudarte a encontrar motivación para el entrenamiento invernal

Correr en la nieve
Se entiende fácilmente, ir al gimnasio en invierno es más difícil que en otras estaciones del año.

Por Lindsay Tigar

Cuando el clima afuera está espantoso, tu motivación para ir al gimnasio también puede estarlo. Incluso a los más fanáticos acérrimos del ejercicio les falta motivación algunas veces y les es difícil levantarse del sillón o salir de la cama para entrenar. Como entrenadora y experta en ejercicios físicos Nadia Murdock explica: "los días son más cortos y la falta de luz solar puede afectar severamente tu energía. La exposición al sol ayuda a liberar la hormona de la serotonina en el cerebro, que se asocia con mejorar el estado de ánimo y ofrecer una calma general".

Por eso es que salir de casa y volver a entrenar es esencial para mantener la felicidad. Esta es tu dosis de motivación de entrenamiento invernal para seguir comprometido con el gimnasio durante la época más maravillosa del año.

1. Encuentra un compañero a quien rendirle cuentas

Faltar al gimnasio es mucho más difícil cuando tienes a un mejor amigo o un hermano que te espera allí. ¿No tienes un amigo al que le guste sudar? No hay mejor momento para entablar conversación al lado del refrigerador de agua, literalmente. Sé audaz y busca a alguien amigable que vaya al gimnasio en la trotadora que se encuentra al lado de la tuya. Pueden hacer planes de probar la misma rutina o de encontrarse en una máquina. Al tener a alguien con quien participar del desafío junto a ti, hay menos probabilidades de que canceles o te sientas solo en medio del invierno.

2. Prueba cosas nuevas

La misma vieja rutina puede volverse cansadora, así que cambiar a algo nuevo puede hacer maravillas. Y, si bien es fácil optar por probar un ejercicio nuevo "mañana", Murdock dice que aplazar solo desaprovecha oportunidades de entrenar. Así que, si estás un poco aburrido, busca un equipo diferente de ejercicio cardiovascular, o programa una reunión con un entrenador de ejercicios para hablar sobre cómo puedes agregarle variedad a tu rutina de gimnasio. El cambio te ayudará a sentirte renovado, e incluso listo para enfrentar a esa trotadora de nuevo.

3. Inspírate

Una manera de darle prioridad a tu salud es buscar inspiración en aquellos que lograron sus metas. Si revisas (¡y marcas como favoritas!) historias de Planeta de Triunfos, puedes ser parte de una comunidad que motiva, apoya e inspira a los demás; incluso en los días más fríos del invierno. Después de todo, estamos juntos en esto.

4. Busca buenas energías

Convierte tu espacio físico en algo más positivo, incluso cuando se avecinan nubes de nieve; abre las cortinas e invierte en una luz alegre que luche contra la depresión estacional. "Esta luz ofrece beneficios similares a los que brinda el sol y ayuda a liberar serotonina del cerebro. Mantén tu espacio personal lleno de buenas energías: es importante invertir en artículos que puedan ayudar un espíritu alegre", comparte Murdock.

Ya sea buscando de manera activa a alguien que te ayude a mantenerte en el camino correcto o simplemente creando un espacio más acogedor alrededor tuyo, existen muchas maneras de mantenerte motivado durante el abatimiento invernal. Mantén los ojos abiertos en busca de oportunidades y ¡no dejes que el clima frío te desanime!