4 signos de que es momento de establecer nuevas metas de ejercicio

mujer bostezando mientras se estira en una pista
Si estás aburrido, si te estancaste o si no sabes a dónde ir después de tu último logro para estar en forma, establecer metas de ejercicio para conseguir algo nuevo puede hacer que recuperes tu rumbo.

por Autumn Jones

Mucho puede cambiar en tu aventura con el ejercicio, pero en lugar de dejar que los cambios de la vida desbaraten tu foco, puedes apretar el botón Actualizar y volver a encaminarte al establecer nuevas metas de ejercicio.

Sabrás que es momento de establecer algunas metas de ejercicios nuevas y frescas cuando comiences a perder impulso o interés en tus ejercicios. Si estás atascado, consulta estos cuatro signos de que es momento de actualizar tus metas de ejercicio para mantenerte motivado.

1. Has alcanzado tu meta inicial

Establecer y cumplir un objetivo de ejercicio puede hacerte sentir increíble, y te mereces todas las felicitaciones por el trabajo bien realizado. Pero es posible que te preguntes a dónde ir desde aquí ahora que has tachado un punto de tu lista de ejercicios. Comienza preguntándote qué suena divertido. ¿Siempre quisiste correr 5K o competir en una carrera de bicicleta? Piensa en ideas que sean emocionantes y desafiantes. No solo puede despertar tu interés por establecer metas de ejercicio, sino que también comenzar algo nuevo puede aumentar tu motivación.

2. Tus responsabilidades han cambiado

Los eventos de la vida como cambiar de trabajo, mudarse, tener un bebé o recuperarse de una lesión definitivamente afectan tus prioridades, y seamos honestos, en estos casos, hacer ejercicio puede pasar al final de tu lista de prioridades. Aunque estas circunstancias pueden plantear un desafío, si eres creativo es posible que encuentres nuevas formas de moverte más.

¿Puedes levantarte más temprano? ¿Caminar en tu hora de almuerzo? ¿Hacer más ejercicios durante el fin de semana? Fíjate si puedes dedicar un momento, aunque sea de 20 minutos, en tu agenda para estar en movimiento algunas veces por semana.

3. Te estancaste

Puedes sentirte muy frustrado cuando tu cuerpo pone el freno en tu progreso para estar en forma, pero no permitas que ese sentimiento te haga perder de vista tu objetivo. Establecer metas de ejercicio para el próximo nivel y mantener una actitud positiva puede ayudarte a superar el bajón.

Comienza por descubrir qué funcionó para llegar a donde estás ahora, y luego sé honesto sobre lo que no funcionó. Busca formas de construir sobre las cosas que contribuyeron a tu éxito. Quizás sea momento de aumentar la intensidad de tus ejercicios o agregar más entrenamiento con pesas, como lo sugiere Mayo Clinic. Además, intenta revisar las cosas que no funcionaron para que no repitas los mismos errores.

4. Estás aburrido

¿La idea de subirte a la trotadora tres veces por semana te hace bostezar? ¡La mejor forma de romper el aburrimiento a causa del ejercicio es intentar algo nuevo! Según Everyday Health, incluso cambiar actividades similares puede renovar tu interés por ir al gimnasio. Si has estado andando en bicicleta, intenta una clase de ciclismo. ¿Te encantan las pesas? ¿Qué te parecería probar con TRX en lugar de las pesas? Combinar tu rutina puede ser el remedio perfecto para un caso de aburrimiento a causa de los ejercicios.

Establecer metas de ejercicio no es una cosa de una única vez: parte de seguir comprometido con la aventura del ejercicio es revisar tus metas de manera regular. Está perfecto cambiar el ritmo, tener nuevas metas y encontrar diferentes formas de seguir motivado. Todos, desde el nuevo socio del gimnasio hasta el atleta profesional, necesitan hacer cambios de vez en cuando. De hecho, es una forma saludable de seguir inspirado y conectado con tu misión.

Como siempre, consulta con un médico antes de comenzar cualquier programa de ejercicios. Consulte toda la exención de responsabilidades médicas aquí .