5 consejos para ayudarte a hacer una limpieza de primavera en tu rutina de gimnasio

tulipanes rosados, zapatillas azules, mancuernas azules, botella de agua
Es hora de hacer una limpieza de primavera en tu rutina de gimnasio A continuación, se brindan algunos consejos para ayudarte a renovar tu motivación.

por Lindsay Tigar

A medida que el día se hace más largo y el pronóstico del clima se vuelve más soleado, es posible que notes que tu humor comienza a mejorar. ¿Qué mejor forma de avivar tu rutina de gimnasio después de la larga inactividad del invierno?

Al igual que el sol que finalmente está apareciendo detrás de esas nubes, las cálidas mañanas pueden ser justo la inspiración que necesitas para salir de la cama temprano e ir al gimnasio. Para un poco más de motivación, ten en cuenta estos cinco consejos que te ayudarán a renovar tu rutina y reiniciarte para la primavera.

1. Acelera tu rutina

Sin importar si siempre te has atorado en la trotadora, o tiendes a elegir las pesas libres en vez de las máquinas, cualquier rutina de gimnasio se puede hacer aburrida cuando se repiten una y otra vez los mismos ejercicios. Para combatir esto, aprovecha la variedad de equipos de ejercicios y programas de entrenamiento que ofrece tu gimnasio.

Acelerar las cosas puede ayudarte a desafiar diferentes grupos musculares y fortalecer todo tu cuerpo. Tal como lo afirmó la revista Shape, "Si haces los mismos movimientos con la misma intensidad, y con la misma cantidad de repeticiones día tras día, solo estás ejercitando determinadas partes de tus músculos". Probablemente tengas beneficios, pero hasta cierto punto, informa la fuente. Encontrar nuevas formas de trabajar los mismos grupos musculares puede ayudar a evitar que te estanques. Como una manera de garantizar que realmente resistas tu ejercicio, cierra los ojos y elige un ejercicio al azar, saltando al movimiento.

2. Ten unas vacaciones activas

Una nueva tendencia que se está volviendo popular en el mundo de los gimnasios es la incorporación de tu espíritu viajero en tu búsqueda de ejercicios. Dado que dejar la comodidad de tu ciudad es definitivamente una forma de sacudir tu rutina, las excursiones mejoran tu valoración del estado físico.

Analiza irte de vacaciones a lugares donde puedas disfrutar de una caminata panorámica o hacer yoga en la playa. Un largo paseo en bicicleta o una caminata es una gran forma de explorar una nueva ciudad mientras te ejercitas un poco. Además, incluso si no puedes escaparte de tu oficina por una semana completa, es posible que haya muchos destinos a pocas horas donde puedes disfrutar un fin de semana largo.

3. Eleva el nivel de tu esquema de colores

Entre los días sombríos, la nieve que se derrite y la sal residual volando alrededor de la calle (y en tu campera inflada), es justo decir que el gris es definitivamente la tonalidad del invierno. Es probable que ya te hayas hartado de esta tonalidad cuando llegue la primavera, por lo que un pequeño cambio puede marcar una gran diferencia. Cambiar tu guardarropas diario de negro y gris a colores y patrones vivos puede ayudarte a respirar vida nueva en tu rutina de gimnasio.

4. Anota a un amigo

No importa si se trata de encontrar una cita para el viernes a la noche, hacer un recorrido por el país del vino o salir de la cama en la mañana, no hay nada como tener a un amigo de confianza en quien apoyarse. Charla con alguno de tus mejores amigos (o compañero de ejercicio designado) sobre una próxima carrera o evento de estado físico para los que puedan entrenar juntos. Dado que no estarás en la trotadora solo, tener su sonrisa diaria y palabras de aliento te harán sentir mucho más entusiasmado para volverte creativo con tu rutina de gimnasio.

5. Fija una meta para el verano

¿Quieres llevar el ritmo de tus hijos activos o sentirte más seguro con tu ropa de verano? ¿Quieres correr un maratón en tu ciudad con playa favorita? Probablemente quieras poder hacer un recorrido por Europa, y cada una de sus muchas colinas, sin que te falte el aire. No importa la meta, fíjala ahora Dado que ver los frutos de una rutina de gimnasio lleva tiempo, querrás comenzar durante la primavera, para estar mucho más listo para el verano.

Como siempre, consulta con un médico antes de comenzar cualquier programa de ejercicios. Consulta toda la exención de responsabilidades médicas aquí.