5 razones por las cuales un cuerpo de padre es algo bueno

hombre con un niño en los hombros sacando músculos al lado de la puesta del sol
Más de la mitad de las mujeres que respondieron una encuesta reciente de Planet Fitness creen que los cuerpos de padre son sexis.

por Mary Lambkin

Noticias de último momento para todos los padres con un poquito "extra" alrededor de la cintura: ¡tu cuerpo es, en realidad, la definición de "sexi" para más de la mitad de la población femenina!

De hecho, siete de cada diez mujeres piensan que el "cuerpo de padre" es atractivo, de acuerdo con un estudio reciente de Planet Fitness. No solo las encuestadas femeninas dicen que el cuerpo de padre es sexi, también dicen que es un indicador de confianza y felicidad: dos características que son realmente interesantes. ¿Tienes curiosidad sobre qué otros aspectos hacen que el cuerpo de padre sea algo bueno? Tenemos las respuestas.

¿Qué es exactamente el cuerpo de padre?

Antes de desarrollar las razones por las cuales un cuerpo de padre es algo bueno, vamos a definirlo. El cuerpo de padre tiene relativamente un buen estado, pero no es musculoso ni esbelto. A algunas personas les gusta decir que aquellos que tienen un cuerpo de padre están en forma pero también tienen un poco de más.

Por qué un cuerpo de padre es algo bueno

El cuerpo de padre es algo para admirar debido a varias razones. A continuación, detallamos cinco aspectos del cuerpo de padre que es posible que no hayas considerado pero que realmente deberías saber.

1. Tiene las mismas capacidades

Tener un cuerpo de padre no significa que eres poco saludable o débil. Significa que eres fuerte y que puedes cumplir con las exigentes (y cambiantes) demandas de un padre, que incluye todo desde entrenar en la Liga Infantil hasta armar la silla de bebé.

Mientras que algunos atletas pueden necesitar todo un día de descanso para recuperarse de una rutina de ejercicio prolongada, los padres tienen la sorprendente capacidad de hacerse un hueco para hacer ejercicios rápidamente y, luego, tener energía para una tarde de tareas paternales. Las demandas de un papá moderno son muchas; por lo tanto, tiene sentido que, con todo lo que tienes que equilibrar, tengas unos cuantas libras de más. ¡Y no hay ningún problema con eso!

2. El cuerpo de padre tiene como prioridad a su familia

Los padres más sexis son los que piensan en su familia por encima de ellos mismos. Antes de que los niños entren en escena, los cónyuges pueden haber admirado los músculos marcados de sus parejas y los cuerpos al estilo solteros, pero cuando llegan los hijos, las prioridades (y las atracciones) tienden a cambiar. ¿Qué es lo que hace que el corazón de una madre se acelere? Ver a su marido descargar el lava vajillas y luego llevar a los niños a la práctica de fútbol.

Seguramente, tendrás que sacrificar una sesión del gimnasio para poder hacer todo, pero priorizar a tu familia significa que valoras el hecho de crear recuerdos familiares por encima de ser el que tiene los bíceps más grandes de todos tus amigos.

3. Es (generalmente) saludable

Si quieres mantener una salud perfecta, es evidente que (la mayoría del tiempo) es mejor evitar las papas fritas, las presas de pollo rebozadas y el helado. No obstante, equilibrar el horario de cada miembro de la familia no es un logro menor. A veces, la comida rápida es tu única opción si deseas llegar a tiempo con todas las obligaciones de tu familia. Y cuando tu hija anota su primer gol en un partido de soccer, eso merece un helado para celebrar.

Amamos el cuerpo de padre porque no es excesivamente estricto cuando se trata de hacer dieta. A pesar de que las personas con cuerpo de padre sí tienen en cuenta lo que comen, en realidad no se van a quejar si los niños deciden pedir pizza una noche.

4. El cuerpo de padre es sexi

En nuestra encuesta de Planet Fitness se descubrió que más de la mitad de las mujeres creen que los cuerpos de padre son sexis y que prefieren un hombre con cuerpo de padre por encima de un hombre musculoso. ¿Te estarás preguntando por qué? Para los principiantes, el cuerpo de padre está asociado con características atractivas de la personalidad, como un sentido del humor muy desarrollado, una mentalidad con los pies en la tierra y un respeto saludable para lograr el equilibrio entre el trabajo y la vida. Además, el cuerpo de padre es agradable y verdadero, hecho no solo de músculos, sino también de corazón.

Desde luego, esto no quiere decir que los hombres que disfrutan de tener un cuerpo de padre carecen de los músculos suficientes para mostrar su masculinidad; también tienen la cantidad justa de imperfecciones para demostrar su autenticidad. Y ambas cosas son realmente sexis.

5. Es realista y familiar

Para decirlo de una manera sencilla, las personas aman el cuerpo de padre porque es real. El cuerpo de padre no es el resultado de muchas horas de gimnasio, una loca dieta estricta o suplementos que mejoran el rendimiento. Es el resultado de un estilo de vida saludable y equilibrado que incluye brócoli y levantamiento de mancuernas para bíceps, y hamburguesas y fiestas de cumpleaños. ¡Todo es cuestión de equilibrio!