5 razones por las que debes vivir una vida sistemáticamente saludable

Mujer con ropa de ejercicio levantando las manos en el bosque
No se crea una vida saludable de un día para el otro. Estos son cinco beneficios de ser constante que te harán iniciar tu aventura con el ejercicio.

por Catherine Santino

Si alguna vez escuchaste el dicho: "Vivir una vida saludable es un maratón, no una carrera corta", ¡tiene toda la razón! Lleva tiempo cultivar una rutina adecuada para ti y, una vez que lo logres, probablemente se vuelva natural. ¡No recordarás los tiempos previos a tus sesiones regulares de gimnasio o a tus desayunos saludables! Y no querrás hacerlo.

También es importante recordar que ninguna rutina es igual a la otra, ni debería serlo. Dependiendo de tu estado de salud, edad, restricciones de tiempo y de muchos otros factores, una vida saludable y una rutina sistemática puede significar muchas cosas diferentes. Una vez que descubras la tuya; ojalá, con la ayuda de un profesional médico, habrá miles de razones para seguirla.

Estos son cinco beneficios de ser constante que te harán iniciar tu aventura.

1. Evitarás agotarte

Es genial desafiarte en el gimnasio, pero si te esfuerzas demasiado al principio, probablemente tires la toalla. En lugar de eso, buscar una rutina sistemática de ejercicio que incorpore equilibrio (y mucho tiempo de recuperación) te hará seguir motivado día tras día.

¿No sabes por dónde empezar en el gimnasio? Prueba algunos ejercicios básicos de hombros y brazos, así como ejercicios en la trotadora y esta rutina para principiantes para la parte inferior de tu cuerpo.

2. Verdaderamente verás (y sentirás) los resultados

Comprometerte a hacer ejercicios de manera regular es la manera más segura de fortalecer el cuerpo y ver resultados reales; ¡especialmente en cómo te sientes! De acuerdo con losCentros para el control y la prevención de enfermedades, el ejercicio sistemático puede reducir el riesgo de sufrir enfermedades cardiovasculares, fortalecer los huesos y músculos e, incluso, mejorar tu salud mental.

3. Sentirás que estás más organizado

Si puedes regular tu rutina de ejercicio, es probable que también te sientas más motivado en otras áreas de la vida. Mientras anotas tus horarios de gimnasio, aprovecha para programar esa cita con el médico que has estado postergando. Una vida saludable es mucho más que estado físico y nutrición; se trata de cuidarte en todos los aspectos.

4. Aumentarás tu confianza

No solo te sentirás orgulloso de los cambios de tu cuerpo, ¡te sentirás orgulloso del compromiso que has hecho con tu salud y tu cuerpo! Te mereces alcanzar tu mejor versión y una vida saludable intensificará este punto de vista.

5. Tendrás espacio para crecer y desafiarte

Luego de que te armes una rutina estable, podrás enfrentar nuevos logros en el gimnasio. Piensa en probar un desafío de 30 días o inscríbete en unasesión de entrenamiento que incluya nuevo equipo de ejercicio.

La seguridad, por supuesto, es la principal prioridad; ¡no temas a los desafíos! Como siempre, consulta con un médico antes de comenzar cualquier programa de ejercicios. Consulta toda la exención de responsabilidades médicas aquí.