Cinco estiramientos para aliviar el estrés que puedes hacer en cualquier lugar

mujer estirándose frente a la computadora
¡Estos cinco estiramientos para aliviar el estrés harán que te sientas relajado en un abrir y cerrar de ojos!

por Catherine Santino

¿Te sientes estresado? ¡Puedes estar más tenso de lo que piensas! Las causas de estrés cotidianas, como cuidar a los niños, estar sentado todo el día en un escritorio, correr de una reunión a otra, etc. realmente pueden dejar marcas en nuestros cuerpos. Por lo tanto, es importante tomarse un tiempo para liberar la tensión y hacer estiramientos para aliviar el estrés, aunque solo sea durante unos pocos minutos por día. Hacer estiramientos no solo te ayuda a aliviar los músculos doloridos y te beneficia en el gimnasio, sino que también te ayuda a recobrar el control del momento y encontrar la paz mental.

Los beneficios físicos y mentales del estiramiento son amplios y, a menudo, pasados por alto. De acuerdo con un estudio reciente, el estiramiento diario mejora el flujo sanguíneo y ayuda al desarrollo de nuevos vasos sanguíneos. Básicamente, hace que tu sangre se mueva, lo cual produce beneficios similares a hacer ejercicio: una mente más clara, un mejor descanso al dormir y un menor riesgo de contraer enfermedades. El adecuado estiramiento de tus músculos también puede mejorar tu flexibilidad y rango de movimiento en el gimnasio, por lo que puedes hacer ejercicios con mayor eficacia y con un menor riesgo de lesionarte.

¿Y la mejor parte? ¡El estiramiento no te consume mucho tiempo de tu día! Aquí encontrarás cinco movimientos básicos que puedes hacer en cualquier momento y en cualquier lugar (incluso en tu escritorio). Recuerda concentrarte en tu respiración a medida que completas estos movimientos.

1. Estiramiento de cuello

Quizás no siempre lo tengas en cuenta, pero nuestro cuello trabaja mucho durante todo el día. Para darle a tu cuello un merecido mimo, inclina el mentón hacia abajo en dirección al pecho para estirar la parte posterior del cuello. Con cada inhalación, mueve lentamente el mentón de un hombro al otro. Debes sentir un agradable estiramiento a ambos lados del cuello.

2. Flexión de la espalda baja

Mantenemos mucha tensión en nuestra espalda baja. Pero, afortunadamente, hasta el estiramiento más simple puede darnos un gran alivio. Puedes realizar este estiramiento parado o sentado con tus pies bien apoyados en el suelo. Simplemente coloca las palmas de las manos en la zona lumbar de la espalda e inclínate suavemente hacia atrás mirando hacia arriba. Mantente en esa posición durante 10 segundos. Inhala y exhala lentamente, estirándote cada vez más mientras exhalas. ¡Solo asegúrate de no estirarte tanto que sientas dolor!

3. Rotación de la columna vertebral sentado

La columna es una de las partes más frágiles y esenciales de tu cuerpo, ¡así que podrías brindarle un poco de atención de vez en cuando! Mientras estés sentado, cruza los brazos sobre el pecho y coloca las manos en los hombros opuestos. Ahora mantén las caderas mirando hacia adelante y rota la parte superior del cuerpo, girando los hombros hacia un lado. Mantente en esta posición durante cinco segundos y respira profundamente. En la próxima inhalación, regresa al centro y luego cambia de lado.

4. Extensión de hombros

¿Tuviste un día ajetreado alzando niños y bolsas con comestibles? ¡Dale un poco de amor a esos hombros! Para comenzar, párate y entrelaza las manos detrás de la espalda. Después, levanta suavemente los brazos alejándolos del cuerpo hasta que sientas que se estiran los hombros. No te preocupes si no se tocan las manos. Simplemente trata de llegar lo más lejos posible que puedas hacia atrás y levanta los brazos lentamente.

5. Estiramiento de los músculos isquiotibiales

Por último, aunque no por eso menos importante, da un descanso bien merecido a tus músculos isquiotibiales con este excelente movimiento. Mientras estás sentado, estira la pierna derecha hacia adelante y coloca la planta del pie izquierdo en la parte interna del muslo derecho. Asegúrate de que las caderas estén mirando hacia adelante. Ahora inclina la parte superior del cuerpo tan lejos como puedas sobre la pierna derecha de manera que sientas un estiramiento en la parte trasera de la pierna. Mantente en esta posición durante 10 segundos y respira profundamente. Con cada exhalación deja que la parte superior del cuerpo caiga un poquito más con el estiramiento. Luego, cambia de pierna.

Estos estiramientos para aliviar el estrés se pueden hacer en el trabajo o en casa y llevan poco tiempo. Si los haces parte de tu rutina habitual, estarás camino a sentirte mejor (y con más energía) en poco tiempo. Como siempre, consulta con un médico antes de comenzar cualquier programa de ejercicios. Consulta toda la exención de responsabilidades médicas aquí.