6 consejos que te ayudarán a volver al gimnasio a medida que el verano se acaba

tres mujeres con toallas de gimnasio y botellas de agua
Es fácil volver al gimnasio con la ayuda de unas cuantas estrategias simples. Por ejemplo, puedes hacer que tus ejercicios sean más divertidos si buscas apoyo en un compañero de gimnasio.

Por Mary Lambkin

El verano se acaba y es momento de empacar tu toallón de playa para cambiarlo por tu toalla del gimnasio. Ya sea que hayas mantenido el curso de la aventura con el ejercicio o que hayas pasado más tiempo disfrutando de la diversión del verano, ahora es el momento ideal para trasladar esa onda veraniega al gimnasio.

Es fácil volver al gimnasio con la ayuda de unas cuantas estrategias simples. Sigue estos seis consejos, para que el logro de tus metas de entrenamiento se sientan como una brisa (de verano).

1. Crear un cronograma de final del verano

A medida que el verano se acaba, los cronogramas de trabajo y de la escuela tienden a acelerarse. Si bien quizás creas que esto dificulta la planificación de las sesiones de transpiración, no hay mejor momento para adoptar una nueva rutina de entrenamiento.

Cuando finalices tu cronograma de final del verano, intenta apuntar al menos 30 minutos de tiempo de gimnasio dos veces a la semana. Una vez que te hayas acostumbrado a la rutina, fíjate si puedes incorporar un ejercicio adicional o dos.

2. Preparar todo la noche anterior

A veces, la mitad de la batalla de hacer ejercicio radica simplemente en ir al gimnasio. Asistir al gimnasio ya es un logro. Puedes hacer que tu viaje hacia el centro de ejercicios sea más fácil si preparas tu ropa la noche anterior y empacas tu bolso para el gimnasio con anterioridad.

Cuando llegue el momento de hacer ejercicio, estarás listo, y fuera de casa, en minutos. No te criticaríamos por dormir en un cómodo par de calzas para ejercitar, para poder salir corriendo al gimnasio a primera hora en la mañana.

3. Registrar (y revisar) tus logros

Para mantener tus niveles de motivación altos, registra tus logros después de cada ejercicio. Para ello, simplemente registra tus sesiones de transpiración en un diario tradicional o usa una aplicación de entrenamiento para llevar un seguimiento de los ejercicios que realizaste.

Para tener apoyo adicional, puedes publicar y compartir tus logros en la comunidad Planeta de Triunfos. Si reflexionas sobre tus logros, te sentirás orgulloso de tu vuelta al gimnasio e inspirado para continuar.

4. Enfocarse en el largo plazo

Luego de que el verano se acaba, le sigue un atareado período de regreso a la escuela y luego los días festivos de otoño e invierno, más el Año Nuevo. Es buena idea establecer una rutina saludable ahora para que puedas disfrutar (y consentirte) luego, durante los meses festivos de invierno.

A medida que te preparas para los ejercicios de finales del verano y comienzos del otoño, piensa lo bien que te sentirás durante esas fiestas de noviembre y diciembre. Si priorizas tus ejercicios y mantienes buenos hábitos, podrás desarrollar un corazón fuerte y saludable, algo que definitivamente te agradecerás a ti mismo en el futuro.

5. Hacer equipo con un compañero de gimnasio

Siempre puedes lograr que tus ejercicios sean más divertidos si encuentras el apoyo de un compañero de gimnasio. Si has establecido una amistad sólida en el trabajo o a través de un hobby, lleva tu relación al siguiente nivel haciendo equipo con tu amigo mientras ejercitan. Volver al gimnasio con el apoyo de un amigo puede ayudarte a ser responsable y animarte a trabajar incluso más arduamente.

6. Darse gustos

Y dado que nunca debe limitarse la diversión y la relajación solo para el verano, ¿por qué no consentirte con un hidromasaje cuando terminas con tu sesión de transpiración? Con la PF Black Card®, puedes darte gustos con cada ejercicio.

Como siempre, consulta con un médico antes de comenzar cualquier programa de ejercicios. Consulta toda la exención de responsabilidades médicas aquí.