6 preguntas para hacer a un preparador físico

un entrenador y tres personas que van al gimnasio en un Planet Fitness
Reunirse con un entrenador puede ser de gran utilidad para las personas nuevas en el gimnasio que quieren armar una rutina. Esto es lo que deberías preguntarle a un preparador físico.

Acabas de entrar en tu gimnasio nuevo por primera vez; te sientes victorioso por haber ido y miras a tu alrededor emocionado y con curiosidad. ¿Ahora qué? Hay infinitas máquinas y pesas para elegir y no sabes cuál probar primero. No estás solo, esta es una buena pregunta para hacer a un preparador físico, que pueden ayudarte a conocer todo lo que el gimnasio tiene para ofrecer.

Si eres nuevo en el gimnasio (o simplemente quieres actualizar tu rutina) reunirte con un entrenador puede ser de gran utilidad. Los preparadores físicos pueden darte un recorrido por el gimnasio y brindarte instrucciones sobre cómo usar las diferentes máquinas de manera segura y ayudarte a diseñar un programa de ejercicios que se adapte a tus necesidades. ¿Te preocupa no poder costear un entrenador? En Planet Fitness, los socios pueden reunirse con un entrenador sin cargo, en pequeños grupos, con la frecuencia que quieran.

¿No estás seguro de qué otra cosa preguntarle a un preparador físico? Cuenta con nosotros. Aquí hay algunas preguntas que puedes preparar (y disponerte a responder) cuando te reúnas con un entrenador.

Qué preguntas hacer a un preparador físico

Para aprovechar al máximo el tiempo con un entrenador, puedes preguntar sobre estas seis cosas:

1. ¿Estoy haciendo este ejercicio de forma correcta?

La técnica del ejercicio es la parte más importante cuando se trata de tu seguridad en el gimnasio. Es mucho más fácil invertir tiempo en aprender un ejercicio de forma correcta que olvidar patrones erróneos después.

2. ¿Cómo fortalezco mi abdomen?

Endurecer tu abdomen ayuda a proteger tu columna vertebral, no solo en el gimnasio sino también en la vida diaria. Aprender a hacerlo puede ayudarte a prevenir lesiones de todo tipo de actividades.

3. ¿Por cuánto tiempo debo descansar?

Garantizar que estés descansando la cantidad correcta de tiempo durante tu ejercicio y entre sesiones es muy importante para tener la mejor salud. No descansar (o descansar mucho tiempo) puede afectar tu capacidad de alcanzar tus metas.

4. ¿Que debería comer?

La nutrición es fundamental para ayudarte a alcanzar tus metas. Adaptar tu dieta para ayudar en tu entrenamiento, si es necesario, puede tener un enorme impacto en los resultados.

5. ¿Con qué frecuencia debo ejercitar?

La respuesta a esta pregunta en realidad depende de tus preferencias personales y estilo de vida. Todos los días se pueden hacer ejercicios cardiovasculares suaves como caminar y nadar. En el caso de actividades que requieren más esfuerzo y una intensidad superior, es posible que tu entrenador sugiera uno o dos días de descanso por semana.

6. ¿Puedes mostrarme cómo estirar de forma correcta?

Diferentes ejercicios, y cada individuo, requieren diferentes calentamientos y enfriamientos. Estirar "de forma dinámica" antes de tu ejercicio y "de forma estática" después de este es importante; pídele a tu entrenador que te muestre cómo hacer cada tipo correctamente.

Qué deberías esperar que tu preparador físico te pregunte

Para brindarte consejos de estado físico seguros, efectivos y personalizados, es posible que tu entrenador de estado físico te haga las siguientes tres preguntas:

1. ¿Cómo es tu salud general e historia clínica?

Algunas enfermedades requieren protocolos de tratamiento específicos. Es importante comunicar con honestidad a los entrenadores cualquier enfermedad, lesión física o cirugía reciente que deban conocer. También deberías brindar información acerca de tu experiencia en ejercicios y nivel de habilidades.

2. ¿Cuáles son tus metas y objetivos?

Esta es la información en la que probablemente se basará tu programa de capacitación. Según la especificidad de tus objetivos, tu entrenador puede diseñar un régimen de ejercicio personalizado para ayudar a maximizar y medir tu progreso, es importante no confiar solo en las básculas.

3. ¿Cuáles son tus hábitos nutricionales/de estilo de vida?

Cuando se trata de alcanzar tus metas de salud y estado físico, la nutrición es tan importante como el ejercicio. Además, factores como si fumas, cuánto alcohol bebes, qué actividad tienes fuera del gimnasio y otros factores importantes (como niveles de estrés y patrones de sueño) serán importante para tu entrenador al momento de diseñar la rutina de gimnasio adecuada para ti.

Recuerda que los entrenadores no están para juzgarte, ¡están para ayudar! Comunicate honestamente con tu entrenador y esfuérzate por seguir sus pautas; hacerlo puede ayudarte a maximizar la efectividad de tu tiempo en el gimnasio.

Como siempre, consulta con un médico antes de comenzar cualquier programa de ejercicios. Consulta toda la exención de responsabilidades médicas aquí.