Aprovecha al máximo el verano con estos ejercicios al aire libre

hombre corriendo al aire libre, vista tomada desde el suelo
¿Por qué no ejercitarte afuera? Deberás innovar un poco, pero al final, te sentirás renovado y con energía.

por Catherine Santino

Todos los años, parece que el invierno es interminable; pero finalmente, ha llegado el momento en que los niños ya no asisten al colegio y empiezan a disfrutar de sus vacaciones. Con la llegada de los días calurosos de verano, probablemente comiences a realizar algunas de tus actividades diarias al aire libre, como almuerzos, reuniones o cafés. ¿Por qué no hacer tus ejercicios afuera también?

El clima veraniego y los días más largos son una excusa perfecta para disfrutar de los ejercicios al aire libre. Y, por suerte, no tendrás que cambiar tu rutina para hacer tus sesiones al aire libre. Estos son algunos ejercicios que puedes hacer en un lugar cerrado o al aire libre.

Senderismo

Has estado trabajando duro en la escaladora durante todo el invierno, ¿por qué no aprovechar tu destreza para hacer senderismo?

Invita a tus amigos o familiares, y comiencen con una caminata por un sendero cercano (o recorran un lindo paisaje hasta otra ciudad), pasen el día explorando la naturaleza y pónganse a prueba en un nuevo terreno. Asegúrense de usar el calzado adecuado para aprovechar al máximo la caminata y mantenerse seguros en el camino.

Andar en bicicleta

Cuando brilla el sol, sal con tu bicicleta o renta una si no tienes. Busca un camino bonito y pasa el día disfrutando de la vista, quizá hasta puedas parar para hacer abdominales o flexiones de brazos. Andar en bicicleta es un excelente ejercicio, ya que trabajas los músculos de las piernas y es un entrenamiento cardiovascular eficaz, ¡y es muy divertido!

Correr

Si te sientes aventurero, deja la trotadora y sal a correr afuera. Elige un destino favorito de verano y, si es posible, corre allí para cambiar tu rutina. Quizás hasta la casa de un amigo, un sendero, la playa o una piscina local (un chapuzón refrescante puede ser muy placentero después de todo ese trabajo duro).

Caminar

Caminar es una excelente manera de despejar tu mente y tomar un pequeño descanso en los meses más calurosos. También sirve para trasladarte, y es un ejercicio que prácticamente cualquier persona puede hacer, independientemente de dónde estén en su aventura con el ejercicio.

Ahórrate el dinero de la gasolina (y cuida el medio ambiente), para ello, camina hasta el supermercado o para reunirte con tus amigos para almorzar. Si vives cerca, camina hasta el trabajo en una mañana soleada, detente para comprar un café o el periódico matutino.

¡Ponte creativo!

Hay tantas maneras de convertir tus ejercicios bajo techo en ejercicios al aire libre, y disfrutar de todo lo que el verano tiene para ofrecer. Por ejemplo, puedes ponerte creativo con el "equipo".

En lugar de hacer planchas en la colchoneta del gimnasio, apoya los pies contra un árbol para mantener la plancha. También puedes usar el banco de un parque para hacer flexiones o las gradas para simular el ejercicio de subir escaleras.

Deberás innovar un poco, pero al final, te sentirás renovado y con energía después de hacer el ejercicio bajo el sol. No olvides cargar el protector solar y tu botella de agua antes de salir. Como siempre, consulta con el médico antes de comenzar cualquier programa de ejercicios. Consulta toda la exención de responsabilidades médicas aquí.