Comer con moderación es más fácil de lo que crees

Una gran mesa repleta de comida compartida entre amigos.
Comer con moderación es fundamental para mantener una buena salud. Estas son algunas estrategias para mantener un equilibrio en tu vida y enfocarte en tu bienestar.

por Autumn Jones

Si te preguntas qué significa la frase "comer con moderación" es porque no existen reglas claras y definidas que definan exactamente este concepto. De hecho, la frase "con moderación" se define como "de manera razonable y no excesiva". Dado que estos términos dependen de la interpretación de cada persona, puedes sentirte libre de decidir qué implica para ti seguir una dieta moderada.

¡Buenas noticias! A menos que tengas una alergia o intolerancia grave, no hay impedimentos para perder peso (y mantenerte) sin dejar de disfrutar de la comida que amas. La moderación es una manera saludable y efectiva de alcanzar ese logro.

¿Qué significa para ti el término moderación?

Las necesidades nutricionales son únicas para cada persona, al igual que el color de ojos; por eso debes decidir qué significa moderación particularmente para ti. Comer con moderación puede implicar diferentes hábitos, desde reducir el tamaño de las porciones, alejar el plato cuando estás satisfecho, reducir los dulces, agregar más alimentos nutritivos a tus comidas y hasta calcular las calorías que consumes, o cualquier combinación de estas opciones.

Puedes hacer un inventario de tus hábitos alimenticios y compararlo con tus metas de entrenamiento, para entender mejor cómo puedes incorporar fácilmente la moderación a tu dieta.

Beneficios de comer con moderación

Si estás buscando una manera de mantener el equilibrio en tu vida, comer con moderación es la forma de comer una porción de pastel y a la vez llevar una vida saludable. Estos son solo algunos de los beneficios.

No hace falta eliminar

Si bien tus amigos, familiares y compañeros de trabajo pueden lograr los resultados que desean cuando eliminan algunas comidas de su dieta, esta opción de alimentación no es adecuada para todas las personas. Es fácil cuestionar la efectividad de la alimentación con moderación cuando otras personas a tu alrededor no pueden comer alimentos específicos (o eligen no hacerlo).

En estas situaciones, es importante recordar que cada persona es diferente, y el hecho de que tu vecino obtenga buenos resultados al sacar los lácteos, no significa que tú obtengas los mismos beneficios. Ten en cuenta que los resultados que tus amigos pueden notar durante semanas o meses no siempre implican resultados a largo plazo. De hecho, solo alrededor del 20 por ciento de las personas que están a dieta logran bajar de peso (y mantenerse).

En lugar de compararte con los demás, enfócate en escuchar lo que tu cuerpo pide e identificar qué alimentos o tamaño de porciones son ideales para darte la energía y los nutrientes que necesitas.

Controla los antojos

Según la revista U.S. News and World Report, "comer con moderación y llevar una dieta variada puede ayudar a bajar de peso, controlar el peso y mantenerse saludable". Esto confirma que no tienes que privarte de la pizza por el resto de tu vida para obtener resultados, solo debes ser consciente de la cantidad de porciones que comes y la frecuencia de la ingesta, por ejemplo. ¡El equilibrio es fundamental!

Al seguir comiendo los alimentos que amas y no privarte, puedes controlar (y evitar) los antojos. Como sugiere la revista Health, ningún alimento que te guste debe tener una connotación negativa, sino que debes disfrutarlo con moderación cuando ejercitas regularmente. Cuando comes con moderación, puedes entender mejor las necesidades de tu cuerpo con respecto a la alimentación.

Sigue tu plan

Si alguna vez seguiste una dieta estricta y quisiste disfrutar de una cena en un restaurante o ir a una fiesta de cumpleaños, sabes lo difícil que puede ser evitar las comidas restringidas o encontrar algo en el menú que de verdad puedas comer. Eso es lo bueno de seguir una dieta moderada ¡Este problema se elimina por completo! Puedes seguir tu plan en cualquier situación. Disfruta de esa porción de pastel de cumpleaños, ¡sin culpa!

Contrólate antes, durante y después de las comidas para medir tu apetito y saciedad. Prueba diferentes formas de incluir una dieta moderada en tu vida hasta que finalmente alcances tu meta de moderación. Si no puedes encontrar tu camino, es buena idea que consultes con un nutricionista para obtener su opinión profesional. (Para encontrar un nutricionista en tu área, puedes ingresar a la base de datos del sitio web de Academy of Nutrition and Dietetics).