Cómo hacer un horario de ejercicio que funcione para ti

Una chica cruzando un estacionamiento hacia Planet Fitness
¿Planeaste una divertida noche de sábado? Prueba programar tus ejercicios para que puedas dormir el domingo.

Todos pueden tener éxito en el gimnasio. Todo lo que tienes que hacer es crear un plan y seguir un horario que funcione para ti. Bastante simple, ¿no?

Si recién te inscribiste en un gimnasio por primera vez, te estarás preguntando por dónde empezar. ¡Bueno, no temas! Aprender a hacer un horario es tan fácil como contar hasta 3.

1. Determina cuánto tiempo puedes dedicarle al gimnasio

Crear un horario de ejercicio para el gimnasio no solo aumenta las posibilidades de que realmente vayas, sino que también te permite planificar los ejercicios en concepto de progreso, días de descanso y recuperación.

Hay algunas cosas que debes preguntarte cuando planificas tu cronograma de ejercicio. Primero, ¿qué tan seguido quieres ejercitarte y cuántos días de descanso te tomarás? Ya sea que pases dos días a la semana en el gimnasio o cinco, busca un horario que sea el adecuado para ti. Solo asegúrate de permitirte unos días de descanso; ya que es importante descansar los músculos, y pensar qué tipo de entrenamiento estás haciendo. Debes buscar un equilibrio entre ejercicios de gran intensidad, como levantar pesas, y ejercicios de baja intensidad, como caminar en la trotadora.

También, recuerda pensar en el tiempo extra que implica ejercitarte, como cuánto tiempo te lleva prepararte para el gimnasio (comer y cambiarte) Y limpiar después de eso. Si te gusta ducharte inmediatamente después del ejercicio, deberás agregar 20 minutos a tu plan.

2. Haz un cronograma de ejercicio que funcione para ti

¿Planeaste un divertida noche de sábado? Programa tus ejercicios para que puedas dormir el domingo. ¿Solo tienes tiempo para ejercitarte tres veces a la semana? Programa sesiones de manera regular durante la semana para equilibrar tu proporción de ejercicio/descanso. ¿Solo puedes ejercitarte durante horas pico? Programa ejercicios que no involucren equipos populares de ejercicio.

Es importante darle prioridad a los ejercicios y al plan alrededor de eventos próximos. Dejar algo de tiempo en tu calendario te puede permitir incorporar algunas sesiones bien merecidas de gimnasio entre todas las demás tareas que debes hacer.

Mira tu calendario al comienzo de la semana y pregúntate: ¿es realista? Asegúrate de que puedas hacer todo, y no intentes sobrecargarte o incorporar demasiadas cosas en un día. Si tienes un martes especialmente ocupado, programa una sesión de gimnasio en la mañana para que ya hayas terminado tu sesión de ejercicios para la hora en que empieza el bombardeo. También, ¡ten listo un plan de contingencias! Esto te permitirá ajustar tu cronograma y aún así poder ejercitarte, incluso si tus planes cambian de manera inesperada.

3. Incluye ejercicios contemporáneos

Como se indicó anteriormente, es importante asegurarse de que tus ejercicios estén balanceados. Si te enfocas en ejercicios que se complementan unos con otros durante la semana, puedes abordar diferentes músculos y partes del cuerpo con una frecuencia adecuada. De esta manera, sabrás que lograste una estimulación de todo el cuerpo al séptimo día.

Si necesitas orientación profesional para asegurarte de que tus ejercicios están balanceados y estás abordando las zonas correctas, los socios de Planet Fitness pueden reunirse con un entrenador [email protected] de manera gratuita (todas las veces que sean necesarias). Los entrenadores certificados pueden ayudarte a crear un cronograma semanal personalizado que te mantenga en camino para cumplir tus metas de ejercicio y asegure que tus ejercicios trabajen juntos.

Como siempre, consulta con un médico antes de comenzar cualquier cronograma de ejercicios. Consulta toda la exención de responsabilidades médicas aquí.