Consejos para correr: así que has hecho tu primera carrera 5K, ¿qué sigue?

pies de corredores en un puente
Una vez que cruces la línea de llegada, ¡asegúrate de tomarte unos días de descanso antes de volver a ponerte las zapatillas para correr!

Por Mary Lambkin

¡Correr tu primera carrera de 5K es un gran logro! ¡Felicitaciones! Después de haber cruzado la línea de llegada, mereces un día de celebración y un tiempo de descanso muy necesario. ¿Te preguntas qué hacer después de que baje el nivel de endorfinas después de la carrera? Sigue estos cinco consejos para correr para mantenerte motivado y saludable, incluso durante los "tiempos de inactividad" en tu aventura con el ejercicio.

1. Tómate un tiempo de descanso

Un gran consejo para correr que sirve como regla general para gran parte de la comunidad de corredores es tomarte un día de descanso por cada milla que corres. Es típico que los maratonistas (que corren 26.2 millas) se tomen casi un mes libre de entrenamientos duros después de la carrera. Entonces, si acabas de correr 3.1 millas, planea tomarte por lo menos tres días de descanso después de cruzar la línea de llegada. Según tu nivel de dolor, el "descanso" se puede definir como una pausa completa de correr y hacer ejercicio o un día de ejercicios livianos como caminar o hacer estiramientos suaves. ¡No te olvides de que las tareas cotidianas como hacer las compras, limpiar y trabajar en el jardín también pueden considerarse ejercicios livianos!

2. Cambia las cosas con un nuevo tipo de ejercicio

Aquí hay un interesante consejo para correr: ¡haz algo más que correr! Las investigaciones han demostrado los beneficios del entrenamiento interdisciplinario para corredores, especialmente en lo que respecta a evitar lesiones. Si tu plan de ejercicios semanal consistió principalmente en correr durante los últimos meses, cambia las cosas: reemplaza al menos dos corridas a la semana con ejercicios de entrenamiento de fuerza. ¿No sabes por dónde empezar? Prueba algunos ejercicios con mancuernas, ejercicios para la parte inferior del cuerpo o ejercicios con pelotas medicinales, todos perfectos para principiantes. Si tienes alguna pregunta o necesitas algo de motivación, no dudes en aprovechar las sesiones [email protected] de Planet Fitness, ¡son gratuitas para todos los socios de Planet Fitness!

3. Desafíate a ti mismo para aumentar el ritmo y las distancias

Cuando sientas que estás listo para comenzar a correr con regularidad nuevamente, empújate gradualmente para mejorar tu rendimiento. Comienza estableciendo una meta de ritmo pequeña, como reducir tus minutos por milla o eliminar los descansos para caminar durante la carrera. Empújate para correr más rápido durante al menos un entrenamiento de corrida por semana. Más adelante en la semana, desafíate nuevamente aumentando la distancia. Si tu ruta de corrida habitual es de dos millas de largo, ¡ponte como meta correr dos y media! Aún si tienes que hacer esa última media milla caminando, tu cuerpo se ajustará gradualmente al aumento de distancia. ¡Al hacer pequeños ajustes a tu ritmo y distancias, podrás encontrarte corriendo maratones antes de que te des cuenta!

4. Busca un compañero para correr

Correr es uno de los mejores deportes sociales que hay. A medida que te conviertes en un corredor más dedicado, es natural querer compartir tu pasión con otras personas. Ponte en contacto con un club para correr o con un compañero de trotadoras para que te ayude a mantenerte motivado y entusiasmado para correr. Tener a alguien con quien hablar acerca de tu plan de ejercicios y tus objetivos de rendimiento es una excelente manera de ser responsable o incluso de aprender más consejos para correr de parte de otros entusiastas a medida que te comprometes más con el deporte.

5. Comprométete a lograr un nuevo objetivo de corrida (o de condición física)

¡Continúa moviéndote! Inscríbete en otra carrera de 5K y úsala como una oportunidad para celebrar tu nueva velocidad, o inscríbete en una carrera de 10K y desafíate a recorrer el doble de la distancia. Puedes simplemente decidir correr una carrera con tus nuevos compañeros de corrida y disfrutar de la experiencia al ritmo que desees. O quizás te gustaría probar una forma completamente nueva de ejercicio y tomar un descanso de correr. No importa cuál sea el resultado, ¡lo más importante es que entrenaste duro y te mantienes saludable!

Como siempre, consulta con un médico antes de comenzar cualquier programa de ejercicios. Consulta toda la exención de responsabilidades médicas aquí.