Enloquecidos por las saludables mantequillas de frutos secos

tostada untada con mantequilla de cacahuate con cacahuates alrededor
Estas saludables mantequillas de frutos secos harán temblar a la mantequilla de cacahuate. Considera utilizar alguna de ellas para darle vida a tus recetas favoritas.

por Catherine Santino

Es difícil creer que alguna vez (no hace mucho tiempo) si uno se dirigía a la sección de condimentos solo encontraba un, y solo un, tipo de mantequilla de fruto seco: la mantequilla de cacahuate.

Ahora parece que hubiera una infinidad de variedades y todos los días surgen nuevos tipos de mantequillas de frutos secos. Esto es una gran noticia para todos los que padecen alergia al cacahuate, pero para el resto puede suponer que la ida al almacén sea una experiencia abrumadora. Y entonces surgen muchas dudas: con tanta variedad, ¿qué mantequilla de frutos secos es mejor? ¿Por qué debemos elegir una y no la otra? ¿Cómo podemos incorporarlas a nuestra dieta?

Prepárate para dejar tu mente en paz. A continuación encontrarás un resumen de tres tipos de mantequillas de frutos secos (y su información nutricional); así como también algunas recetas saludables.

1. Mantequilla de almendra

Al ser una de las variedades más fáciles de conseguir (junto con la mantequilla de cacahuate), la mantequilla de almendra es una deliciosa incorporación para muchas comidas y bocadillos y está cargada de propiedades nutricionales.

Si estás tratando de evitar los carbohidratos y quieres consumirproteínas y grasas saludables, la mantequilla de almendra es la adecuada para ti, según la revista Time. Solo tienes que verificar las etiquetas y asegurarte de que no contengan azúcares ni aceites agregados.

¿Te sientes creativo? ¿Por qué no pruebas la mantequilla de almendra como un postre alternativo? El agregar una mantequilla de frutos secos a los dulces puede satisfacer tu antojo y ayudarte a mantener el rumbo. Estas delicias de arándanos sin horno son la forma perfecta de coronar una comida.

2. Mantequilla de nuez de la india

La consistencia cremosa de las nueces de la india es lo que hace que esta sea una mantequilla perfecta. ¿Otro motivo? ¡Los beneficios nutricionales que contienen! Aunque las nueces de la india tienen un bajo contenido de fibra en comparación con otros frutos secos, estas poseen vitaminas E, K, y B6, así como también minerales como el cobre, fósforo, zinc, magnesio, hierro y selenio. Son muchas cosas buenas.

Su sabor cremoso y con un dejo a nuez combina bien con muchas recetas. Por ejemplo, este Sorbete de calabaza bellota y nueces de la india es un maravilloso dulce refrescante. La dulzura natural de la calabaza y el sabroso sabor de la nuez de la india se potencian en esta deliciosa receta helada. El conocido helado no tiene comparación con esto.

3. Mantequilla de nuez

La mantequilla de nuez es fantástica, aunque no siempre es la primera opción cuando se piensa en mantequillas saludables. Puede que no reciba toda la gloria que merece ya que es un poco difícil de usarla; porque cuando se las transforma en una pasta las nueces se desmenuzan y se ponen duras. Además, sus grasas poliinsaturadas hacen que se estropee rápidamente; por lo que es importante mantenerla en el refrigerador.

Las nueces contienen altos niveles de ácidos grasos Omega 3 (un nutriente esencial, especialmente si eres vegetariano), lo que hace que la mantequilla de nuez sea un gran reemplazo de la mantequilla de cacahuate si queremos hornear algo. Prueba agregándole trocitos de chocolate blanco a una mantequilla de nuez casera si quieres un delicioso dulce cremoso.

Además de su sabor delicioso y versatilidad, hay cientos de razones por las que es bueno incorporar las mantequillas de frutos secos a tu vida. No solo los estudios nos muestran continuamente que los frutos secos pueden reducir el riesgo de padecer enfermedades cardíacas, diabetes o un derrame cerebral; sino que estos pueden darle ese toque especial a tus recetas y bocadillos. Ahora tu próxima visita a la sección de condimentos del almacén seguramente será estimulante.