Esta rutina de abdominales puede ayudarte a aprovechar los beneficios de la verdadera fuerza abdominal

entrenadora enseñando un crunch abdominal a una mujer
La verdadera fuerza de tu vientre va más allá de tus abdominales. Estos son siete ejercicios que pueden ayudarte a aprovechar los beneficios del mundo real de la verdadera fuerza abdominal.

Por Mary Lambkin

Los beneficios diarios de contar con un abdomen fuerte son inigualables. Los músculos abdominales fortalecidos no solo pueden evitar que te lesiones, sino que también pueden mejorar tu postura y prevenir los dolores en la espalda baja.

Cuando se trata de tener un abdomen fuerte, sacarás provecho de los muchos beneficios siempre que permanezcas activo y hagas ejercicio de manera consistente.

Cómo desarrollar una rutina de ejercicios para obtener resultados integrales

Aunque la definición muscular es un indicador de fuerza, no es el único y, definitivamente no es el más importante.

La verdadera fuerza de tu vientre va más allá de tus abdominales. Incluye la cadera, la espalda baja, los oblicuos y otros grupos musculares. Si desarrollas una rutina holística de abdominales dirigida a todas estas áreas, tendrás un menor riesgo de lesionarte, una mayor estabilidad y más fuerza de soporte para impulsar cada uno de tus ejercicios. Eso sin mencionar que la fortaleza abdominal es útil para superar desafíos de la vida diaria; ya sea empujar la cortadora de césped, levantar un mueble pesado o simplemente mantener una buena postura en el escritorio.

Prueba esta rutina de abdominales para fortalecer el abdomen

No hay nada malo con las abdominales, pero también es bueno agregar otros ejercicios para expandir tu rutina a los oblicuos, la cadera y la espalda. Si tienes consistencia y compromiso, podrás aprovechar los beneficios de una verdadera fuerza abdominal.

Intenta completar una serie de cada uno de los siete ejercicios enumerados a continuación (o divídela y realiza las opciones 1 a 4 o 4 a 7) para lograr un ejercicio abdominal con resultados óptimos.

  1. Escaladores: comienza tu rutina con este ejercicio que combina fuerza con ejercicio cardiovascular. Los escaladores harán trabajar los músculos abdominales, la cadera, los glúteos y los hombros, todo al mismo tiempo y despertarán a tus músculos al tiempo que inicias tu sesión de gimnasio.
  2. Flexiones de brazo: ¡las flexiones de brazo no son solo para ejercitar los brazos! Mientras subes y bajas, asegúrate de flexionar los abdominales, apretar los glúteos y hacer trabajar el resto de la parte media.
  3. Pesos muertos: si haces algunos pesos muertos ayudarás a que la espalda baja, los glúteos y los abdominales tengan más fuerza. Probablemente sientas el dolor mañana, pero definitivamente valdrá la pena.
  4. Planchas: este ejercicio simple para todo el cuerpo hará trabajar el abdomen en muy poco tiempo. Mantén una plancha firme durante 15 segundos para hacer trabajar los abdominales y también fortalecer los glúteos, las piernas y los hombros. Si deseas desafiarte un poco más, intenta hacer planchas laterales, ¡son excelentes para trabajar los oblicuos!
  5. Crunch inverso: ya que estás en el piso y en la zona, puedes seguir divirtiéndote con un crunch inverso. Siente el ardor que se extiende a los abdominales bajos (y la espalda) mientras levantas y bajas las piernas.
  6. Máquina de abdominales: ¡la máquina de abdominales no debe intimidarte! Sigue nuestro simple video explicativo para conocer los aspectos básicos de este seguro y efectivo equipo.
  7. Puentes: fortalece la espalda, los glúteos y la cadera con una serie de puentes. A medida que te familiarices con el movimiento, intenta agregar unas cuantas pesas en la cadera para que el desafío sea mayor.
     

Tener un abdomen fuerte puede brindarte la fortaleza física que necesitas para no solo afrontar tu rutina de gimnasio sino también vencer los desafíos de la vida diaria. Como siempre, consulta con un médico antes de comenzar cualquier programa de ejercicios. Consulta toda la exención de responsabilidades médicas aquí.