¡Formas creativas y deliciosas de comer más verduras!

Chef cortando verduras
Agrega más verduras a tu plato para obtener un impulso saludable.

por Cheryl S. Grant

Por supuesto, todos sabemos que las verduras son una parte importante de una dieta bien equilibrada. De hecho, la USDA recomienda llenar la mitad de tu plato con frutas y verduras durante cada comida o bocadillo. ¡Aún así, intentar comer más verduras puede, a veces, resultar un fastidio! Pero con un poco de planificación y una pizca de creatividad, descubrirás que ¡hay muchas maneras divertidas de agregar verduras a tu plato! Transforma tus comidas con estos simples trucos para obtener tu porción diaria de verduras.

Comida matutina

Una excelente manera de comer más verduras es comenzar el día con ese objetivo en mente. Si te gustan los huevos, plantéate agregar tomates cubeteados y espinaca al omelette o a los huevos revueltos. Para ahorrar tiempo, corta las verduras a la noche, guárdalas en un contenedor hermético y úsalas en la mañana. Si quieres mezclar un poco las cosas durante los fines de semana pero aun quieres obtener tu dosis diaria de verduras, prueba unos muffin de huevo. Simplemente calienta el horno a 350 grados y bate varios huevos en un recipiente con una pizca de sal y pimienta, luego agregar dos o tres de tus verduras favoritas cortadas a un molde de muffin antiadherente. Algunas buenas opciones son: pimientos dulces, cebollas, espinaca, col rizada, brócoli y tomates. Vierte la mezcla de huevos sobre las verduras para que cada molde de muffin se llene hasta un cuarto de pulgada del borde. Hornea durante 20 minutos. Cuando los muffin estén listos, guárdalos en la heladera o el congelador y toma uno cada mañana para recalentar en el microondas.

Locura de mediodía

No solo puede ahorrarte dinero empacar verduras como bocadillos, sino que son fáciles de transportar y son perfectamente refrescantes cuando necesitas un bocadillo a media mañana o tarde. Los trozos de brócoli, zanahoria y apio son livianos y fáciles de transportar en una bolsa de almacenamiento. También puedes bañarlos en tu mantequilla de nueces favorita y convertirlos en una golosina inteligente y sabrosa.

De acuerdo con el New York Times, casi 62 por ciento de los estadounidenses que trabajan comen el almuerzo en sus escritorios. Esta tendencia puede contribuir a malas elecciones alimentarias, ya que puede resultar tentador tomar lo que sea que haya disponible y volver a tu computadora si no tienes mucho tiempo para comer. Para solucionar esto, plantéate prepara más comida durante la cena que puedas comer como almuerzo el día siguiente. Ya que tiene tiempo de preparar una comida bien balanceada para la cena, que esté llena de diferentes verduras, comer las sobras de la noche anterior es una excelente manera de asegurarte que obtendrás tu porción justa de verduras durante el día. Las verduras al vapor son una excelente opción para incluir en tu cena, porque son fáciles de recalentar. ¡Un poco de previsión puede hacer la gran diferencia cuando se trata de planificar una comida saludable y que ahorre tiempo del mediodía!

Termina el día de manera correcta

La hora de la cena puede ser la mejor manera de coronar tu día de alimentación saludable o el momento en que tomas malas decisiones alimentarias debido al cansancio o a la falta de planificación. Para evitar esto último, intenta planificar y comprar para hacer comidas durante el fin de semana, cuando tienes más tiempo. Incluso puedes preparar parte de las comidas el domingo. Una asadera de pollo horneado, por ejemplo, puede servirte durante la semana para acompañar con opciones de verduras. Asa el pollo en el horno con sal, pimienta y aceite de oliva. Corta el pollo precocido después de trabajar y recaliéntalo en una sartén con verduras, como cubos de zanahoria, chauchas, zucchini y cebolla. Podrías también acompañarlo de pasta cocida, tomates cortados, espinaca, ajo y una cucharada de aceite de oliva. Prueba un sándwich con pollo, rebanadas de aguacate, lechuga, pepino, tomate y cebolla morada, o agrega el pollo a una ensalada.

Cuando te tomas el tiempo previo de preparar comidas que incorporan verduras en diferentes maneras, ¡las elecciones alimentarias saludables son alternativas menos tediosas y más creativas para mejorar tus comidas!