¿Qué es el positivismo corporal (y qué significa realmente)?

socia del club levantando el pulgar mientras está en la trotadora
El positivismo corporal se trata de adoptar una actitud libre de críticas, no solo hacia ti mismo sino hacia los demás.

por Lindsay Tigar

Como un término que ha sido acuñado muy recientemente, probablemente te hayas preguntado "¿qué es el positivismo corporal?" una o dos veces. Lo que es más importante, probablemente tengas curiosidad acerca de qué significa realmente.

El positivismo corporal es un movimiento en crecimiento que desafía a las mujeres y los hombres a celebrar las cualidades únicas que los hace especiales. Cuando incontables revistas y publicidades editan todas las imperfecciones (y repasar publicaciones editadas de Instagram se convierte en un hábito diario e irracional), es posible que te resulte difícil aceptar tu cuerpo. Si bien es posible que haya cosas que quieras cambiar, es importante sentirte cómodo siendo tú mismo.

Es posible que las personas definan el "positivismo corporal" de manera diferente, pero estos son algunos consejos buenos para tu estado físico y ayudarte a adoptar esta mentalidad.

Céntrate en tus fortalezas

Es verdad que ejercitarte con regularidad puede ayudarte a mejorar tu fuerza, tu resistencia y tu salud mental y física general. También es verdad que mientras más pesas levantes, más andes en bicicleta o corras, te darás más cuenta de las formas en que tu cuerpo sobresale. Esta información puede ayudarte a tener más seguridad, de acuerdo con un estudio de Gallup que descubrió que aquellos que se ejercitaban de manera constante tenían más autoestima.

Así que, ¿qué es el positivismo corporal desde este punto de vista? Es enfocar tu atención en tus increíbles habilidades y logros. Tal vez la parte superior de tu cuerpo es muy fuerte o puedes correr sin parar durante 15 minutos. Cualquiera sea la zona, la idea es que celebres tus talentos en lugar de obsesionarte con tus aparentes defectos.

No te compares con los demás

Es normal luchar con aspectos de tu aventura con el ejercicio físico, ya sea que desees poder correr una milla en 10 minutos o poder hacer bien las dominadas de una vez por todas. Sin embargo, mientras más te concentres en tu propio progreso (en lugar de compararte con la persona en la trotadora cerca de ti, tu ex mejor amigo de la universidad o incluso tu hermano) más feliz serás. Y, por supuesto, tu mentalidad hacia el cuerpo será más positiva.

Para muchas personas, la comparación es la causa más importante de desdicha. Analizar cómo te comparas con otra persona te quita la energía y seguramente te decepcionará, según lo señala Live Science. En lugar de ser víctima de la trampa de la comparación, adopta un mentalidad libre de críticas; no solo hacia otros pero también hacia ti mismo.

Recuerda que es un viaje, no es una carrera

Seguro, el adagio puede parecer anticuado, pero todavía es correcto: muchas personas luchan contra sentimientos de autoestima negativa cuando esperan resultados repentinos e instantáneos con sus objetivos de estado físico. Aunque es posible que reducir el consumo de azúcar y carbohidratos durante una semana y, al mismo tiempo, poder asistir a algunas sesiones de gimnasio te haga sentir más saludable, son los hábitos sustentables a largo plazo los que, en última instancia, cambian tu vida para mejor.

Cuando estableces expectativas poco realistas, es posible que tu perspectiva hacia el cuerpo sufra; cuando creas metas asimilables y posibles, desarrollas tu encanto. Recuerda ser amable contigo mismo y celebrar el hecho de que hayas ido al gimnasio.

No te menosprecies

Aquí te presentamos una nueva palabra para agregar a tu vocabulario: "todavía". ¿Qué queremos decir? En lugar de decir "no puedo correr una milla en menos de 10 minutos", agrega "todavía" al principio de esa oración. Lo mismo sucede al probar una nueva máquina en el gimnasio.

Esto te ayuda a conocer y visualizar la evolución diaria que estás logrando, en lugar de destinarte al fracaso antes de comenzar. De acuerdo con lo que han descubierto los investigadores, es tu propia perspectiva de tus capacidades lo que marca la diferencia de tu éxito, sin importar si se trata de ganarte la promoción en el trabajo o cruzar la línea de llegada de una carrera.

En realidad, los dogmas del positivismo corporal son simples. Cuida de ti mismo y de aquellos que te rodean. Sé amable contigo mismo y con quienes te rodean. Celébrate y celebra a aquellos que te rodean. Ten claro que cada paso que das para estar más saludable y feliz es un paso en la dirección correcta.