¿Sientes que se aproxima un estancamiento en el gimnasio? 3 Alternativas para superarlo

socio y entrenador en una máquina en Planet Fitness
Cuando ya no te sientes desafiado por tus ejercicios, es probable que debas aprender a superar un estancamiento en el gimnasio. ¡Aquí te brindamos la ayuda!
por Lindsay Tigar

¡Felicitaciones! Finalmente has encontrado tu ritmo en el gimnasio. Estas son buenas noticias, pero podrían significar que necesitas un nuevo desafío.

Ahora que has dominado algunas de las partes más difíciles de hacer ejercicio: llegar al gimnasio, incrementar tu fuerza, mejorar tu salud cardiovascular; es posible que llegues a un punto en el que ya no veas resultados visibles. No debes preocuparte. ¡Es completamente normal!

Afortunadamente, puedes superar un estancamiento en el gimnasio. A continuación, te mostramos lo que necesitas saber para hacerlo.

Cuando (y por qué) se produce un estancamiento normalmente

Cada persona llega a un estancamiento en el gimnasio en momentos diferentes. Para algunas personas, puede llegar entre seis y ocho semanas luego de que los ejercicios se transforman en una rutina constante. Para otras, ¡puede llevar varios meses! Una vez que llegas a un punto en el que tu cuerpo se acostumbra a la rutina (como el número de repeticiones y millas que haces, o la cantidad de peso que levantas), ya no tiene que trabajar tan duro , lo que tiende a disminuir los resultados con el tiempo.

Al igual que todo, la única manera de superar un estancamiento en el gimnasio es mover tu cuerpo más allá de su nueva zona de confort, de forma segura, por supuesto, hasta que aprenda a trabajar de maneras diferentes y más demandantes. Y aclaremos algo: ¡no debes llevar tu cuerpo más allá de tus límites para ver resultados! Se trata de crear estrategias para encontrar nuevas formas de hacer que tu rutina de ejercicios sea más emocionante para tu cuerpo y tu mente.

3 Alternativas para superar el estancamiento en el gimnasio

Si buscas un nuevo desafío, sigue estos tres consejos que harán tu experiencia más placentera. Como una ventaja añadida, estas estrategias puede ser muy beneficiosas para tu bienestar en general.

1. Cambia tu rutina

Incluso si has estado haciendo el mismo ejercicio en la trotadora durante meses y aún no te has aburrido, es posible que tus músculos sí lo estén. Considera las diferentes alternativas para realizar tus ejercicios cardiovasculares, como usar las elípticas, las máquinas de remo, las bicicletas fijas, etc. Si deseas hacer ejercicio cardiovascular algunos días de la semana, ¡Prueba con una máquina diferente cada vez!

De esta manera, tu ritmo cardíaco se seguirá elevando, pero tu cuerpo tendrá un descanso de hacer siempre lo mismo. Cuando esto ocurre, tu cuerpo puede responder de manera diferente, ya que no puede predecir el siguiente movimiento. Harás trabajar a varios grupos musculares y, lo más importante, tu corazón (y tu mente) se mantendrán ocupados intentando adivinar lo que sigue.

2. Obtén ayuda de los profesionales

Así seas nuevo en el gimnasio o hayas ido durante años, algo es seguro: aún no conoces todo sobre la actividad física. ¡Está bien! Si estás luchando por avanzar, considera trabajar con un entrenador. Ellos conocen los mejores ejercicios (y los más seguros) que puedes realizar para superar tu estancamiento en el gimnasio.

Durante estas sesiones, un entrenador amable y experto personalizará los movimientos que mejorarán tu silueta y diseñará ejercicios divertidos teniendo en cuenta tus metas y nivel de condición física. Cuando deseas dar un paso más, puede ser de ayuda tener un profesional de tu lado que te empuje al siguiente nivel.

3. Apóyate en tus compañeros de gimnasio

Nada resulta más motivador para continuar que tus seres queridos, ¿verdad? Cuando te sientas frustrado debido al estancamiento, pídele a tus amigos o familiares socios que te acompañen a una de tus sesiones de ejercicios. Probablemente estarás más concentrado en pasarla bien (y con razón), que estarás menos pendiente del número de calorías que quemas o las millas que corres. Además, ¡tus amigos pueden alentarte a que intentes algo nuevo y alcances nuevas alturas en el gimnasio!

Como siempre, consulta con un médico antes de comenzar cualquier programa de ejercicios. Consulta toda la exención de responsabilidades médicas aquí.