¿Sin tiempo para hacer ejercicios? Estas son 8 formas con las que puedes hacerte tiempo para ir al gimnasio

reloj despertador antiguo y mujer estirándose
A veces necesitas hacer un hueco en tu agenda para dedicarte un tiempo "para ti".
Por Mary Lambkin

Si sientes que no tienes tiempo para hacer ejercicios, no eres el único. Muchos de nosotros luchamos para cumplir con las demandas del día a día y es muy fácil atrasarse cuando la lista de quehaceres se hace cada vez más grande. Por suerte, podrás hacerte tiempo para ejercitar si ahorras tiempo en las actividades diarias. Prueba reducir el tiempo de algunas de las actividades que figuran a continuación y haz que el encargarte de tu salud sea un hábito diario y prioritario.

1. Redes sociales

En vez de pasarte 10 minutos en la cama revisando tus redes sociales en el teléfono cada mañana, aprovecha esos 10 minutos para caminar en la trotadora. Luego de un largo día frente a la computadora lo último que deberías hacer al despertar es pasar más tiempo frente a una pantalla. Así que, levántate y ponte en marcha. Comienza el día con el pie derecho.

2. Televisión

Ver tu programa de TV favorito desde el sillón puede ser una gran forma de relajarte al final del día; pero también puede serlo hacer ejercicio. Prueba sacarte el estrés del día con una sesión en el gimnasio luego del trabajo. Mira tu programa favorito mientras haces un poco de ejercicio aeróbico en la trotadora antes de irte a casa a relajarte en el sillón.

3. Correo electrónico

Elimina la suscripción a esos correos electrónicos innecesarios que llenan tu bandeja de entrada y te quitan tiempo para dedicarle a las cosas importantes, como tu salud. Usa alguna aplicación de respuestas automáticas para que responder a los correos sea más fácil y establece un horario para revisar el correo.

4. Tareas del hogar

Trata de delegar algunas de las tareas del hogar a un servicio especializado o a algún miembro de la familia que esté dispuesto a ayudarte para que puedas escaparte al gimnasio por un momento. Si en casa te espera una pila de ropa para lavar, enciende tu lista de reproducción favorita y trata de acelerar tu ritmo cardíaco mientras haces las tareas del hogar. Por ejemplo, sube y baja las escaleras mientras limpias tu casa.

5. Camino al trabajo

Si el viaje hasta tu trabajo te lleva mucho tiempo, trata de incorporar a tu rutina algunos ejercicios para hacer en casa. ¿El tráfico es infernal cuando viajas al trabajo? Podrías parar en algún gimnasio y ejercitarte mientras el tráfico se agiliza. Busca un gimnasio que te quede camino al trabajo. Y cuando no puedas ir, estaciona el auto un poco más lejos y usa las escaleras para hacer algo de ejercicio cardiovascular. Y si puedes, trata de ejercitarte un poco a la hora del almuerzo.

6. Compromisos sociales

Salir con los amigos y pasar tiempo con la familia es muy importante; pero también lo es el encontrar tiempo para uno mismo. Organiza tu calendario de eventos sociales al comenzar la semana y avisa a tus amigos que no estarás disponible durante los horarios en que programaste ir al gimnasio. O mejor aún, invítalos a que te acompañen y sean tus compañeros de ejercicio. Si tienes una Planet Fitness Black Card, puedes llevar un invitado cada vez que vas al gimnasio.

7. Salidas a cenar

Las salidas a cenar son una gran forma de disfrutar en compañía de la familia y los amigos. Pero si lo haces seguido para evitar tener que cocinar en casa, esto puede alterar tus horarios y comprometer tus planes de entrenamiento. En vez de dirigirte al restaurante más cercano, aprovecha los fines de semana para cocinar varios platos que después puedas recalentar durante la semana. Esto no solo puede ahorrarte tiempo para poder ir al gimnasio, sino que también te ayuda a mantener una dieta saludable.

8. Cocinar

Si decides pasar más tiempo en la cocina en vez de salir, puedes usar algunos atajos que te ayudarán a ahorrar tiempo. Por ejemplo, compra verduras ya picadas o usa hierbas deshidratadas en vez de lavar y cortar las frescas. Elige recetas simples y con pocos ingredientes que se puedan hacer en menos de 45 minutos.

Si sientes que no tienes tiempo para hacer ejercicio no te preocupes. Tras reducir el tiempo que le dedicas a algunas de estas actividades seguramente encontrarás un hueco para poder ir al gimnasio. ¡Buen ejercicio!