Una introducción a la alimentación sana para principiantes

ensalada y aguacate
Hacer elecciones inteligentes es el primer paso que los principiantes deben tomar para una alimentación sana, pero no siempre es fácil comprender el balance adecuado de proteínas, carbohidratos y fibra. ¡A continuación te mostramos lo que debes saber!
por Lindsay Tigar

Cuando estás en la misión de mejorar tu salud general, no solo se trata de realizar ejercicio; ¡también se trata de los alimentos que incorporas a tu dieta! Después de todo, lo que comemos sirve como combustible para nuestros ejercicios.

Hacer elecciones inteligentes es el primer paso que los principiantes deben tomar para una alimentación sana, pero no siempre es fácil comprender el balance adecuado de proteínas, carbohidratos y fibra . Afortunadamente, existe una variedad de alternativas fáciles y efectivas para incluir opciones más saludables en tu dieta sin sacrificar el sabor.

¿Quieres comenzar a transitar el viaje hacia tu propia alimentación sana? Echa un vistazo a los hechos y consejos en esta guía de alimentación sana para principiantes.

¿Qué es con exactitud la alimentación sana?

Si nunca antes has oído de la "alimentación sana", puede resultar confuso al principio. ¿Significa lavar los vegetales que compramos en la tienda antes de comerlos? ¿Se trata de mantener tu cocina limpia? ¡No exactamente!

Cuando hablamos de alimentación sana, existen muchas formas de definirla. Nuestra definición implica la renuncia a los alimentos procesados y refinados, pero no la eliminación por completo de algún grupo de alimentos. Primero y principal, se trata de buscar nutrientes que provengan de la tierra, en lugar de alimentos refinados. Para hacerlo, intenta agregar más frutas y vegetales (así como carnes sin químicos agregados de animales que hayan sidos criados éticamente) a tu dieta. Los alimentos de origen vegetal son altamente recomendados para los planes de alimentación sana, especialmente alimentos ricos en proteínas como frijoles, lentejas, granos enteros y guisantes.

Adoptar estos hábitos alimentarios también puede desafiarte a examinar cuánto tiempo le dedicas a tu alimentación: ¿Tiendes a apresurarte cuando preparas y consumes tus comidas o las planificas cuidadosamente y asegurándote de que exista un balance? En un mundo ideal, la mayoría de la comidas se ingerirían en condiciones relajadas, en el hogar y contarían con una variedad de opciones orgánicas, ricas en vitaminas. Obviamente, esto no siempre es posible, ¡pero aún así puedes procurar adoptar un enfoque reflexivo a la hora de preparar comidas siempre que puedas!

¿Cuáles son los beneficios?

Cuando la mayoría de las personas consideran una alimentación sana, el pensamiento generalmente se vincula con metas para la salud. Y aunque es posible que observes una diferencia física, los verdaderos beneficios de la alimentación sana pueden encontrarse en otras áreas sorprendentes. Por ejemplo, optar por alimentos más nutritivos, puede proporcionar un incremento en tus niveles de energía, particularmente si eres un gran aficionado a los ejercicios cardiovasculares o a las actividades atléticas relacionadas con la resistencia.

También es posible que observes que tu cabello adquiere más fuerza; tus dientes se blanquean, o que tus uñas se fortalecen cuando adoptas una dieta más saludable. Con el tiempo, es posible que notes que recurres con menor frecuencia a los bocadillos salados o dulces, y que tu apetito por porciones más grandes también disminuye.

Entonces, ¿Cómo comienzas?

La alimentación sana comienza con elecciones positivas. Para empezar, intenta elegir un día para comer sano y ver cómo tu cuerpo responde a la ingesta de alimentos más saludables. Si puedes mantener este hábito y agregar más días para enfocarte en la alimentación sana, probablemente te resultará más sencillo continuar haciéndolo y obtener los beneficios del estilo de vida; desde realizar ejercicios con mayor facilidad hasta lograr una piel más clara.

Aún así, ¡nadie debería renunciar a los placeres para siempre! Es importante no culparte a ti mismo por comer pasteles, pizza, o pasta ocasionalmente. Considera aplicar la regla 80/20: La mayor parte del tiempo, procurarás realizar una comida balanceada acorde a tu régimen de alimentación saludable, pero aproximadamente el 20% del tiempo, puedes permitirte comer bocadillos que contengan más carbohidratos y azúcar. Al igual que todo en la vida, la moderación es crucial para la alimentación sana.

Para complementar tu estilo de vida de alimentación sana, intenta realizar algo de actividad física durante el día, duerme lo suficiente por la noche, y encuentra vías de escape saludables para lidiar con el estrés. También es una buena idea conectarse con personas con quienes disfrutes: hablar, reír, compartir una comida, ¡o ir al gimnasio juntos! Incluso es posible que se ayuden mutuamente a mantener sus metas de vida saludable.