Una manzana al día: 4 beneficios nutricionales de la fruta favorita del otoño

canasta de manzanas sobre el césped
¡Una manzana al día puede, en verdad, mantener alejado al médico! A continuación, se detallan algunos de los beneficios de comer esta fruta.
por Cheryl S. Grant

"¡Es la época para la recolección de manzanas! Durante el otoño, pocas cosas resultan más maravillosas que el crujido de una manzana fresca, madura y deliciosa. Además de su sabor refrescante, probablemente hayas escuchado que una manzana tiene mucho que ofrecer en términos nutricionales.

Así es: ¡Los beneficios de comer manzanas son innegables! Gracias a todos los flavonoides, antioxidantes, y fibra dietética que contiene la manzana en su interior, la convierten en el bocadillo perfecto. A continuación, se detallan cuatro beneficios que proporcionan las manzanas, así como algunas ideas para incluir esta fruta en cada comida.

1. Te mantienen saludable

Diversos estudios han descubierto que las manzanas contienen compuestos que disminuyen los niveles de colesterol malo LDL y previenen la inflamación. En un estudio llevado a cabo por Universidad Estatal de Florida , las mujeres que comían manzanas a diario, redujeron sus niveles de colesterol LDL en un 23% y experimentaron un incremento del 4% en el colesterol bueno HDL.

Y eso no es todo. Comer una manzana al día puede en realidad reducir el riesgo de muerte prematura en un 35%, según un estudio realizado por la Universidad de Australia Occidental. Es posible que esto se deba a sus altos niveles de fibra, lo cual se ha relacionado con niveles de presión sanguínea más bajos y un riesgo reducido de padecer cáncer, explica The Telegraph. Para aumentar las proteínas y las fibras al comenzar tu día, agrega la mitad de una manzana cortada en cubos a tus copos de avena y cubre con una cucharada de yogur griego.

2. Te ayudan a estar satisfecho por más tiempo

Como se mencionó en la sección anterior, uno de los mayores beneficios de comer manzanas se encuentra en el hecho de que te proporcionan más de 4 gramos de fibras que sacian el estómago. Al parecer a nuestros cuerpos les lleva más tiempo digerir la fibra compleja que contienen las manzanas y otras frutas y vegetales, lo cual las convierten en el alimento perfecto para el medio día.

Aunque cada manzana solo contiene aproximadamente 95 calorías, pueden ayudar a satisfacer con efectividad los antojos. En el estudio realizado por la Universidad Estatal de Florida, se descubrió que las mujeres que incorporaron manzanas secas en sus dietas, perdieron peso y disminuyeron sus riesgos de desarrollar enfermedad cardíaca. Los investigadores llegaron a la conclusión de que los antioxidantes, así como la pectina (fibra que se encuentra en frutas, vegetales y semillas), eran responsables de los efectos positivos. En lugar de recurrir a la máquina expendedora en el trabajo, agarra una manzana y agrega un poco de mantequilla de maní crujiente (u otra mantequilla de nueces)a algunas rebanadas.

3. Pueden mejorar tu sistema inmunitario

Antes de que asumas que las naranjas son tu mejor elección para obtener tu dosis diaria de poder de combate del sistema inmunológico, es posible quieras compararlas con las manzanas. Mientras que las frutas cítricas tienden a tener un contenido mucho mayor de vitamina C, las manzanas también contienen vitaminas que estimulan el sistema inmunológico — más fibra. Un estudio proveniente de la Universidad de Illinois descubrió que la fibra soluble (el tipo de fibra que se encuentra en mazanas, avena y nueces) puede reducir la inflamación asociada con las enfermedades relacionadas con la obesidad y fortalecer los sistemas inmunitarios.

Al momento de preparar tu ensalada para el almuerzo, asegúrate de que contenga una buena combinación de fibras, proteínas y carbohidratos. Intenta agregar garbanzo y manzanas picadas, en lugar de picatostes, y coloca pollo o salmón grillado por encima. Mezcla con vinagre balsámico y una cucharadita de aceite de oliva. ¡Esta combinación es tan deliciosa que podría volverse una parte habitual de tu dieta!

4. Proporcionan energía indispensable

Al final de un largo día, ir al gimnasio puede parecer un estorbo. ¡A veces es difícil reunir la energía necesaria! Bien, una manzana de tamaño mediano contiene aproximadamente 25 gramos de carbohidratos — "posiblemente la fuente más eficiente de energía para los atletas," destaca Verywell Fit. Es correcto; ¡solo una manzana puede proporcionarte ese aumento de energía que tanto necesitas antes de ir al gimnasio! Incluso es posible que te ayude a permanecer allí más tiempo. Se ha descubierto que un ingrediente que se encuentra en las manzanas, denominado quercetina, ayuda a que los ciclistas anden más tiempo en sus bicicletas .

¿No tienes tiempo de consumir una manzana antes de ir al gimnasio? También puede proporcionarte una estupenda energía para la recuperación. Si te sientes agotado luego de salir del gimnasio, simplemente corta una manzana a la mitad, saca las semillas del centro y agrega nueces en el hueco. Luego, espolvorea canela y rocía con miel. Finalmente, hornéala en una placa para horno forrada a 350 grados durante 30 minutos. ¡Disfruta!