Vence tu miedo a la máquina Smith

mujer levantando pesas en el gimnasio
La máquina Smith se puede utilizar para prácticamente cualquier ejercicio de levantamiento de pesas, como las simples sentadillas.

Por Mary Lambkin

Si de pronto te das cuenta de que evitas el aparato aparentemente complejo conocido como la máquina Smith, ¡no eres el único! Puede ser uno de los equipos de gimnasio más intimidantes para los nuevos socios. Pero en realidad es una excelente elección tanto para quienes recién comienzan como para los expertos que frecuentan el gimnasio, con una tonelada de opciones para ejercicios efectivos y seguros.

Abordar un ejercicio en la máquina Smith puede dar miedo al comienzo, pero después de intentar unos cuantos movimientos simples y de familiarizarte con cómo funciona, podrás enfrentar este equipo con una nueva sensación de confianza.

Beneficios de la máquina Smith

La máquina Smith se puede utilizar para trabajar todos los grupos de músculos y modificar cualquier movimiento de levantamiento de pesas. Muchos de los ejercicios que completarías en el área de pesas, desde una sentadilla hasta una prensa de hombros, se pueden hacer con una máquina Smith.

El principal beneficio de usar una máquina Smith es que incluye las características de seguridad y estabilidad que pueden ayudarte a superar tus límites con menos miedo. Los ganchos de seguridad acanalados junto con la barra funcionan como "observadores" que pueden aliviarte si necesitas un descanso a mitad de un movimiento. Además, la barra permanece fija a lo largo del plano deslizante de movimiento de la máquina, lo que reduce tu riesgo de dejarla caer de un lado y te ayuda a concentrar la atención de cada ejercicio en el grupo de músculo que quieres.

Ejercicios en la máquina Smith

Un ejercicio en la máquina Smith puede ser muy eficiente en comparación con otros ejercicios. En vez de tener que pasar de máquina en máquina, ¡puedes hacer un ejercicio para todo el cuerpo de una sola vez con un solo equipo!

Antes de comenzar un ejercicio en la máquina Smith, asegúrate de tener las suficientes pesas y bancos adicionales disponibles para que puedas ajustar rápidamente la máquina entre ejercicios. Después, complementa tu entrenamiento de fuerza con algún ejercicio cardiovascular para mantener una rutina de ejercicios completa. A continuación te presentamos unos cuantos ejercicios para principiantes que puedes intentar en tu próxima visita al gimnasio.

Sentadillas en máquina Smith

Comienza sin peso en la barra. Párate con los pies en dirección a los hombros y agarra la barra en una distancia que pase levemente tus hombros, apoyándola cómodamente a lo largo de la parte superior de la espalda.

Ahora, baja hasta la posición de sentadilla (las piernas deben formar un ángulo de 90 grados y la cadera debe estar paralela al piso) y, luego, levántate hasta la posición inicial. Una vez que estés cómodo con el movimiento básico, puedes agregar peso a la barra. Si sobrecargas la barra y no puedes completar una repetición, rápidamente rota la barra hacia adelante para trabar los ganchos de seguridad.

Press de banca en máquina Smith

Comienza sin peso en la barra y coloca un banco horizontal debajo de ella. Asegúrate de que el banco esté centrado para que el peso de la barra esté distribuido de forma pareja en tu cuerpo. Luego, baja la barra y traba el gancho de seguridad en su lugar aproximadamente a una longitud de un brazo más alta que el banco. Esto te permitirá reposar en el banco y fácilmente sostener la barra por encima de ti.

Cuando estés listo, recuéstate en el banco con la espalda recta y la barra ubicada por encima del medio de tu pecho. Agarra la barra, asegurándote de que tus manos estén separadas un poco más que el ancho de los hombros. Ahora, baja la barra hasta el pecho, con los hombros ensanchados y luego rectos nuevamente. Levanta la barra nuevamente hasta que tus brazos estén prácticamente rectos y repite el ejercicio. Una vez que estés cómodo con el movimiento, agrega peso a la barra. Si sobrecargas la barra y no puedes completar un movimiento, simplemente traba el gancho de seguridad en su lugar y bájate del banco.

Ejercicios de hombros en la máquina Smith

Este movimiento simple desafiará la parte superior de la espalda y hombros. Comienza sin peso en la barra y párate detrás de ella con tus rodillas levemente dobladas. Baja la barra pasando levemente tu cadera y sostenla con tus manos en dirección a los hombros. Asegúrate de que tu cuerpo esté centrado con la máquina y tus manos estén equidistantes de las líneas de la barra.

Con tus codos rectos, encoje los hombros hacia arriba y hacia abajo a medida que levantas levemente la barra. Repite el movimiento, sintiendo que los omóplatos se juntan en cada repetición. Una vez que estés cómodo con el ejercicio, agrega peso a la barra. Si te cansas o no puedes terminar el ejercicio completo, simplemente traba el gancho de seguridad en su lugar y descansa.

Ahora que ya tienes un conocimiento básico de la máquina Smith y algunos ejercicios para probar, ¡puedes disfrutar todo lo que tiene para ofrecer! Como siempre, consulta con un médico antes de comenzar cualquier programa de ejercicios. Consulta toda la exención de responsabilidades médicas aquí.