Controla los antojos de comer bocadillos con estas opciones de alimentos saludables

edamame

Si se trata de fijarse y lograr metas de ejercicio, ir al gimnasio es solo parte del asunto. -ERR:REF-NOT-FOUND-También tienes que tomar días de descanso, dormir bien, quitarte el estrés siempre que puedas y asegurarte de que tus elecciones de comidas y bocadillos respalden tus metas en lugar de hacerlas pedazos.

¿Es el término “bocadillos saludables” una contradicción? No lo es en absoluto. Siempre y cuando te concentres en opciones de alimentos saludables la mayor parte del tiempo, estarás bien. Las siguientes son algunas ideas para esos momentos de hambre.

En lugar de: Pan tostado con mantequilla

Prueba: Pan tostado de batata y aguacate

Los granos integrales son una buena parte de todo plan, pero a la hora de comer un bocadillo, aprovecha la oportunidad para consumir más verduras. Haz “pan tostado” de batata, para lo cual corta rebanadas delgadas de batata y ponlas en la tostadora (a veces toma de tres a cuatro ciclos para quedar listo). Luego haz puré de aguacate y úntalo como si fuera mantequilla. También puedes probar otros ingredientes como humus, mantequilla de almendras y hasta un huevo frito.

En lugar de: Papitas fritas

Prueba: Trocitos de col rizada

Los trocitos de col rizada son crujientes y salados como las papitas y tienen un aroma de bocadillo saludable sin el fuerte sabor… pues, a col rizada. Solo quita las hojas del tallo, ponles un poco de aceite de oliva, agrégales sal y hornéalos a 350 grados en una plancha para galletas por unos 10 minutos.

En lugar de: Paletas

Prueba: Plátano congelado con mantequilla de maní

Corta un plátano en dos pedazos a lo largo. Unta mantequilla de maní (puntos de más si eliges una baja en azúcar) en el medio, como si fuera un sándwich, y vuelve a juntar las mitades. Envuélvelo en plástico y congélalo por una hora. Así tendrás una golosina que parece un capricho, pero lo cierto es que es un bocadillo saludable.

En lugar de: Yogur de sabores

Prueba: Yogur simple con una cucharadita de mermelada

El yogur de sabores tiende a tener un alto contenido de azúcar, lo cual significa que el nivel de azúcar en la sangre puede aumentar y dejarte con hambre más pronto de lo esperado. Domina al monstruo del azúcar y al mismo tiempo come algo dulce, para lo cual come yogur simple y agrégale un poco de tu mermelada favorita.

En lugar de: Un puñado de almendras

Prueba: Edamame al vapor

Las almendras son una de las principales elecciones de alimentos saludables, pero seamos realistas, la idea de comer un puñado de almendras solo te emociona unas cuantas veces. Mejor mézclalas con un poco de edamame con cáscara al vapor. Al igual que las nueces, te las puedes lanzar a la boca, solo que anotas puntos por aumentar tu consumo de verduras.

Bocadillos más inteligentes

Ten en cuenta que cuando tienes hambre, es más fácil que te desvíes de tus metas. Tus opciones de alimentos saludables se deben basar en lo que a ti te guste comer, y no sentirse como un castigo. Además, ESTÁ BIEN darse un gusto de vez en cuando. El hecho de “hacer trampa con una golosina” no tiene por qué derrumbar tus metas. De hecho, ¡el chocolate puede ser bueno para el organismo!

Ahora, para que esos gustos ocasionales no se conviertan en un mal hábito regular, trata de planificar los refrigerios con anticipación y llévate algunos a donde vayas, sobre todo si en algún momento irás al gimnasio. Además, no olvides hacer una mezcla de tus bocadillos favoritos para no caer en el aburrimiento.