Qué no usar: Ropa para ejercicio que no sirve

ropa para ejercicio

Cuando se trata de tu guardarropa para ejercicio, hay algunas sugerencias generales para elegir la ropa que te ayudará a sentirte cómodo y confiado en el gimnasio. Tal vez de igual importancia, también recibirás guía que te ayudará a decidir qué no usar.

¿Se pueden ver tus dedos de los pies? Entonces, no.

Nos gustan las sandalias, pero en una barbacoa o en la playa. ¿En el gimnasio? No tanto. Las opciones de punta abierta pueden ser ventiladas cuando sudas, pero en realidad presentan un riesgo de seguridad en el gimnasio. Se atrapan con facilidad en las máquinas y si se caen pesas en los dedos sin protección, no será nada divertido.

Lo holgado no siempre gana.

La ropa de ejercicio suelta está bien, pero cuando es demasiado holgada, simplemente es incómoda. Se apiña en los lugares incorrectos y pasas la mitad del tiempo en el gimnasio tirando de tus viejos pantalones o bajando una camiseta que se sube. Elige una talla que te brinde comodidad, no una que te haga luchar con la ropa durante el ejercicio. 

Sin embargo, si la ropa es demasiado ajustada, tampoco es bueno.

Cuando te queda bien, la ropa de ejercicio bien entallada te hace sentir genial y no te distraerá durante el ejercicio como lo haría una camiseta o unos shorts muy holgados. No obstante, si la ropa es muy ajustada, podría restringir tu rango de movimiento u ocasionar que la vestimenta se averíe.

Tira las prendas brillantes.

Te ves adorable con esos grandes aros de argolla y ese collar luce muy bien. Simplemente déjalos en tu bolsa de gimnasio. Cualquier tipo de joya puede interponerse en el camino, o peor aún, atraparse en el equipo. Incluso los anillos pueden ser molestos (literalmente) si levantas pesas. Reduce al mínimo posible los accesorios y póntelos después.

Algodón = monstruo de sudor apestoso.

Tu camiseta de concierto favorita podría parecer perfecta para hacer ejercicio. Sin embargo, si es 100 por ciento algodón, debes pensar bien tu devoción. El algodón absorbe el sudor con facilidad y luego se aferra a él. Eso significa que habrá tela húmeda (y con mal olor) sobre tu piel, lo cual causa irritación con cada movimiento de ejercicio cardiovascular. En vez de eso, elige alguna tela mixta. Incluso puedes usar una camiseta sin mangas que absorba el sudor debajo de una camiseta de algodón, lo cual ayudará.

Ropa de ejercicio que sirve

Piensa en tu ropa de ejercicio de la misma manera en que piensas en tu equipo de ejercicio, debe servirte sin demasiado esfuerzo. Si estás tirando de la ropa o te empapas de sudor constantemente, puede que sea momento de cambiar tu atuendo.