Mujer de local 12 transforma su estilo de vida, baja de peso y mejora su salud emocional

Mujer haciendo ejercicios con entrenadora
Sharon Coyle, izquierda, de Cumberland, hace ejercicios con su entrenadora Ana Miranda en Planet Fitness, en Pawtucket. (foto de Breeze, de Talia Ghazal)

PAWTUCKET - Sharon Coyle ha estado asistiendo al gimnasio todos los días desde el 14 de agosto del año pasado y sus resultados no pasan desapercibidos para nada.

Coyle, de 54 años de edad, de Cumberland, pesaba anteriormente 220 libras, necesitaba cuatro inyecciones de insulina a la semana debido a la diabetes y sufría de depresión. Los médicos le recetaron una simple cura: ejercicio y dieta saludable.

Antes de su nuevo amor por el entrenamiento y el régimen alimenticio, Coyle también tomaba medicamentos para el colesterol, la hipertensión y problemas del estómago, además de usar una bomba respiratoria.

“Ya no necesito nada de eso”, explica. “Desde el 14 de agosto, he bajado 65 libras. No solo tengo más salud física, sino que mi salud emocional y psicológica tuvo una mejora considerable”.

Hace dieta y rutinas de ejercicio bajo el ojo atento de su entrenadora de Planet Fitness en Pawtucket, Ana Miranda. Coyle agrega que se adhiere al plan alimenticio que elaboró Miranda. La dieta está mayormente basada en vegetales, pero incluye alimentos proteicos y consiste en comer entre cinco y seis comidas pequeñas todos los días. Ahora Coyle solo bebe agua o té verde.

“Los hidratos de carbono deben comerse durante el día”, dice Miranda. “Es mejor evitarlos en la cena”.

En lugar de colocarle una etiqueta a su dieta, Coyle prefiere decir simplemente que “come de manera saludable”.

“No es una dieta vegetariana ni vegana porque si quiero proteínas, puedo comer un huevo hervido o pollo y pescado de vez en cuando”, agregó. “Quiero vivir más y estar con mis hijos. No es solo una dieta; es un cambio de estilo de vida”.

En cuanto al entrenamiento y a los ejercicios, Miranda motiva a Coyle cuando la entrena para hacer los ejercicios correctamente.

“Todos los días tenemos una rutina diferente”, dijo Miranda. “Debes trabajar diferentes partes de tu cuerpo cada vez que vas al gimnasio”.

Miranda indica que los ejercicios cardiovasculares son indispensables al hacer ejercicio y añade que uno debe concentrarse en dos partes del cuerpo durante cada sesión de ejercicio.

“Los resultados de Sharon se deben a una rutina de entrenamiento fuerte combinada con un plan nutricional saludable”, establece Miranda. “He visto a otros con experiencias similares a la de Sharon”.

Entre la pérdida de peso y su nuevo estilo de vida, Coyle expresa que se siente 30 años más joven. Dice que la confianza que adquirió al asistir al gimnasio con la guía de Miranda es exactamente lo que el médico le recomendó.

“Me encantan las mujeres fuertes y me encanta cuando nos mantenemos juntas”, resalta Coyle. “Ana ha sido una gran fuerza motivadora para mí y, a su vez, quiero compartir mi historia y animar a otros allá afuera que luchan contra la obesidad y la depresión a adoptar un estilo de vida saludable”.