7 beneficios de un compañero de ejercicio

cuatro personas ejercitándose en máquinas para ejercicios cardiovasculares en Planet Fitness
La mayoría de las actividades son más divertidas con un amigo. El gimnasio no es excepción.

por Steven Auger

Entonces, decidiste priorizar tu salud y comenzar a ejercitarte. Te inscribiste en un gimnasio, compraste ropa nueva para ejercitarse y compilaste un montón de listas de reproducción para pasar el tiempo en la trotadora. ¡Bien hecho! Pero algo, o quizás alguien está faltando. La mayoría de las actividades son más divertidas con un amigo, entonces ¿por qué no aprovechar los beneficios de ejercitar con un compañero? Las revistas de ejercicios, Shape y Men's Fitness muestran muchos beneficios que puedes obtener con un compañero que te ayude a contar las repeticiones. Siete de ellos son los siguientes.

1. Responsabilidad

Incluso el más apasionado de los fanáticos del ejercicio físico tiene días en los que simplemente no quiere ir al gimnasio. Quizás, tuviste un día terrible en el trabajo y tu sofá te llama. O simplemente preferirías quedarte abajo de las sábanas calentitas que enfrentarte a los vientos de las 5 a. m. del invierno. Las excusas se van por la borda cuando tienes un compañero de ejercicio. Alguien confía en que estarás ahí, por eso es mejor que aparezcas.

2. Motivación

A pesar de tus mejores intenciones, a veces, puedes retrasarte un poco en el área de la motivación. Esto puede deberse a varias razones; a que estés aburrido en tu rutina actual o que sientas que tu progreso se ha estancado. Tener un compañero de ejercicios puede motivarte a cumplir.

3. Conservar la técnica

Levantar pesas de la manera adecuada es importantísimo para evitar lesiones. Un compañero de ejercicio puede evitar que sufras una lesión al vigilar la manera en que haces ejercicio. Es posible que pienses que tu manera de hacer ejercicio está bien, pero es fácil ignorar u olvidarse cuando centras la atención en completar las repeticiones consecutivas. Y, con ejercicios como press de banca, los compañeros sirven como observador. La forma correcta de hacer ejercicio se puede remarcar al ejercitarse.

4. Competencia amistosa

Cuando haces ejercicio solo, tú pones el nivel de intensidad. Pero eso no es tan así con un compañero. No hay forma de que dejes que tu compañero levante más peso del que tú levantas o haga más series que tú, ¿no es cierto? ¿Correr en trotadoras una al lado de la otra? ¡Eso se llama una carrera! La clave es escoger un compañero con, mas o menos, tus mismas habilidades físicas.

5. Aprender rutinas nuevas

Muchísimas personas se apegan a las mismas rutinas de ejercicio. Después de un tiempo, te aburrirás. Tu interés se desvanecerá y las sesiones de gimnasio se volverán menos frecuentes hasta que levantar el control remoto del televisor será más atractivo que levantar una mancuerna. Los compañeros de ejercicio pueden enseñarse, uno al otro, rutinas nuevas para que los viajes al gimnasio sean originales y excitantes.

6. Sesiones de terapia gratis

Una ventaja de ejercitarte con un amigo son los períodos de descanso entre las series. Tómate ese tiempo para calentarle la oreja a tu compañero con los últimos problemas de tu trabajo, tu vida familiar o tus dramas amorosos. Obtienes una sesión de terapia gratis acompañado por un buen ejercicio y, de esa manera, tendrán una relación de amistad más íntima. ¡Sólo recuerda escuchar sus problemas también!

7. Divertirse

A pesar del tiempo invertido, tu frente que nunca deja de sudar y el dolor durante días en los músculos, se supone que ejercitarse debería ser divertido. Y hacerlo con un compañero es diversión garantizada ya que ambos pueden apreciar el esfuerzo. ¡Además, cuentas con una persona fija para tomar batidos de frutas después de tu sesión de sudor!

No tiene nada de malo ejercitarse solo. Pero ahora que conoces los beneficios de un compañero de ejercicio, encontrar tu compañero de entrenamiento de por vida podría valer la pena el intento.

Como siempre, consulta con un médico antes de comenzar cualquier programa de ejercicios. Consulta toda la exención de responsabilidades médicas aquí.