Qué comer antes de hacer ejercicio

pan tostado de plátano con mantequilla de maní y un vaso de leche


¿Qué es lo mejor para comer antes de ir al gimnasio? Echa un vistazo a las cinco opciones que hemos escogido.

Ya tienes lista tu bolsa, tu botella de agua, encontraste los dos zapatos (¡gol!)… pero, ¿se te olvida algo? Cuando se trata de ir a hacer ejercicio, el hecho de comer antes de salir mantiene estable el nivel de azúcar en la sangre. Eso quiere decir que tienes energía para hacer ejercicios cardiovasculares y de fuerza.

Sugerencia: Mezcla proteínas, grasas saludables y un poco de carbohidratos. Por supuesto, después del ejercicio puedes agregar algún postre saludable (¡te lo ganaste!). Esto es lo que sugerimos para comer antes de hacer ejercicio.

1. Pan integral tostado, mantequilla de maní o de almendra, y rebanadas de plátano

Hay una razón por la que a los corredores les encanta el plátano después de correr: esa fruta está llena de carbohidratos simples, azúcar natural y, lo mejor, potasio. Ese electrolito sirve para prevenir calambres y se consume por medio del sudor. La mantequilla de maní o de almendra contiene una grasa saludable, y el pan tostado no es más que complejos carbohidratos que mantienen estable el azúcar de la sangre.

2. Muslos de pollo, arroz y verduras al vapor

¿Buscas la mejor comida antes de ir al gimnasio? Considera este platillo clásico, el cual contiene una mezcla de proteínas y carbohidratos complejos. Además, la fibra que contienen las verduras ayuda a la digestión. Escoger muslos en vez de pechuga de pollo es asunto de cada quien, lo cierto es que la carne oscura tiene más de esa grasa que evita que se sienta hambre al hacer ejercicio.   

3. Avena, proteína en polvo y arándanos

Los carbohidratos de la avena se descomponen lentamente en el organismo, lo cual significa que uno tiene más energía de forma sostenida. Así que mejora tu alimentación agregando una cucharada de proteína en polvo. Frutas como el arándano, la frambuesa y la cereza contienen antioxidantes, los cuales son sustancias muy útiles para prevenir daños celulares. Además, son deliciosas.

4. Huevos revueltos, verduras y aguacate  

Adelante, usa todo el huevo. El huevo contiene mucha proteína de calidad y, si te comes la yema, recibes los ocho aminoácidos esenciales. Estos estimulan el desarrollo y la recuperación de los músculos. El aguacate te brinda grasa saludable y las verduras te proporcionan enormes fuentes de nutrientes, sin importar cuáles escojas.

5.  Batido de proteína 

La proteína en polvo es casi obligatoria, pero, después de eso, escoge lo que más te guste. Leche, leche de almendras, mezcla de bayas, plátanos, mantequilla de maní, aguacate y hasta verduras de hoja verde, todas son buenas opciones. De esa manera recibirás carbohidratos que se digieren rápido, aparte de grasas saludables y proteínas.

Prueba para ver cuáles te funcionan

Puede que tu preferencia sea el batido de proteínas, pero lo pruebas y… ¡sabe horrible! No hay problema. Al igual que el ejercicio, cuando se trata de opciones antes de hacer ejercicio no hay una cosa estándar para todo mundo. Antes de hacer ejercicio puedes comer lo que sea adecuado para ti.

Además, presta atención a los tiempos. Si vas a comer mucho antes de hacer ejercicio, es mejor que comas de dos a tres horas antes del ejercicio. Ahora, si tienes poco tiempo, solo come un bocadillo unos 45 minutos antes de ir al gimnasio. Luego, fíjate en el efecto que tienen los tiempos. Puede que seas una de esas personas que puede comer 30 minutos antes de subirse a la trotadora o que tal vez te sientas mejor del estómago si te das más tiempo para hacer la digestión.

Experimenta con combinaciones de alimentos y diferentes tiempos, y de seguro hallarás la mejor opción para comer antes del gimnasio.