¿Qué tipo de ejercicios son mejores para perder peso: los de fuerza o los cardiovasculares?

ejercicios cardiovasculares y de fuerza

Una pregunta que genera debates acalorados es: ¿qué tipo de ejercicios son mejores para perder peso: quemar calorías durante una sesión de ejercicios cardiovasculares o desarrollar los músculos con entrenamiento de fuerza, lo cual quema calorías de forma constante durante las actividades diarias?

Lo cierto es que esta pregunta tiene un aire de capciosa. Ambos tienen sus ventajas si lo que buscas es perder peso.

Beneficios de los ejercicios cardiovasculares

Si lo que buscas es quemar muchas calorías en poco tiempo, entonces los ejercicios cardiovasculares son mejores. También sirven para reducir el estrés, lo cual es importante para la pérdida de peso. El estrés no solo nos hace elegir alimentos poco nutritivos, sino que también aumenta los niveles de cortisol, la hormona responsable de esa molesta grasa que se acumula en el estómago. Hay estudios que han hallado que los ejercicios cardiovasculares ayudan a las personas a perder peso en menos tiempo. Así que, si tienes una reunión con tus ex compañeros de la secundaria o tienes que ir a una boda dentro de poco, ponte los zapatos para correr.

Beneficios de los ejercicios de fuerza

Ahora, si lo que buscas son beneficios a largo plazo, el entrenamiento de fuerza desarrolla los músculos, a diferencia de los ejercicios cardiovasculares, los cuales llegan a ocasionar pérdida de masa muscular. Mientras más músculo se desarrolle, el cuerpo quema más calorías durante el ejercicio y después de él.

Además, el entrenamiento de fuerza estimula el metabolismo por hasta 36 horas después de hacer ejercicio (según la intensidad y la duración), así que quemas más calorías de las que quemarías de otra manera. Por ejemplo, mientras ves televisión, podrías quemar 70 calorías en lugar de 60. Eso, con el tiempo, por seguro puede acumularse.

Es hora de combinar

Si lo que buscas es el mejor tipo de ejercicio para perder peso, ¿por qué escoger entre uno y otro? El hecho de combinar los ejercicios cardiovasculares y de fuerza ofrece muchos beneficios, y recibes lo mejor de ambos. En ciertos días podrías hacer ejercicios cardiovasculares y en otros ejercicios de fuerza, o bien, hacer ambos en una misma sesión en el gimnasio. También puedes hacer ejercicios de fuerza a manera de cardiovasculares tomando poco o ningún tiempo de descanso al cambiar de uno a otro.

Estrategia sólida

Lo cierto es que cada persona es distinta. Por ejemplo, supongamos que dos personas del mismo peso comienzan el mismo día un programa de correr. Es posible que una de ellas pierda un par de libras a la semana mientras que la otra aumente de peso.

En el caso de muchas personas, los ejercicios de fuerza son mejores para perder peso a largo plazo, pero esa no es una verdad universal. La mejor táctica consiste en que tú mismo hagas la prueba. Por ejemplo, podrías intentar mezclar ambos ejercicios en una misma sesión de gimnasio, o dedicar ciertos días a los cardiovasculares y otros a los de fuerza.

Fíjate cuál te resulta mejor con tus metas para perder peso, pero también determina cómo te sientes en general. Además de la pérdida de peso, el ejercicio te debe brindar motivación, energía y gozo. No te preocupes si te toma tiempo encontrar el método que te parezca mejor. Ya que, una vez que lo encuentres, sabrás qué tipo de ejercicios te dan resultado.