¿Te falta motivación? Estos son 15 trucos que te llevarán al gimnasio

Mujer haciendo ejercicios con la entrenadora parada cerca de ella
Si sabes que alguien depende de ti, es más probable que mantengas tus objetivos de gimnasio.

Por Mary Lambkin

Cuando te inscribes a una membresía de gimnasio por primera vez, es fácil sentirse sobrecargado de energía positiva; pero luego, algunas veces, es posible empezar a sentir que la motivación se escapa. Hay mucho trabajo. Te enfermas. Comes demasiado pastel en la fiesta de cumpleaños. Resultado: desmotivación.

Si estás en el medio de un bache de ejercicio, puede ser difícil encontrar la energía que necesitas para ir al gimnasio. ¿Te preguntas cómo encontrar motivación para ejercitarte? Prueba algunos de estos 15 consejos para ejercitar el entusiasmo.

1. Vé al gimnasio a primera hora

Prueba despertarte más temprano e ir directamente al gimnasio. De esta manera, no tendrás tiempo de convencerte de no ir. Tampoco tendrás ninguna excusa, ya que ¡todo el mundo todavía duerme!

2. Cómprate equipo nuevo

Piensa en invertir en ropa de ejercicio, zapatillas o accesorios nuevos. Es posible que un nuevo botín para gimnasio encienda la chispa que necesitas para comenzar una nueva rutina de ejercicios.

3. Consigue un compañero de gimnasio

Hazte amigo de alguien en el gimnasio y conviértanse en compañeros a quien rendirle cuentas. Si sabes que alguien depende de ti, es más probable que mantengas tus objetivos de gimnasio.

4. Prométete un gusto para después del ejercicio

Recompénsate por finalizar un buen ejercicio y pasa por tu café favorito luego.

5. Prueba un nuevo ejercicio

Cambia las cosas para mantener el entusiasmo. Prueba levantar pesas para descansar de las máquinas de ejercicios cardiovasculares, o viceversa.

6. Descarga una nueva lista de reproducción

Sienta las pautas para un buen ejercicio con la descarga de una divertida lista de reproducción antes de ir al gimnasio. Si lo necesitas, comienza a escucharla mientras todavía estás en casa; ¡podría darte el impulso que necesitas para salir!

7. Inscríbete en entrenamiento físico

Elimina las conjeturas de tu ejercicio y deja que un entrenador certificado diseñe un plan de ejercicios personalizado para ti. ¿Qué mejor persona para hacerte responsable de estar presente? Ellos también pueden darte sus propias ideas sobre cómo buscar la motivación para ejercitarte.

8. Haz una lista de control

Algunas personas aman hacer listas y controlar sus logros. Si eres una de ellas, prueba agregar "ejercitarte" a tu lista de pendientes para sentirte realizado al terminar.

9. Dile al mundo que te estás ejercitando

¡Las redes sociales son la plataforma perfecta para promover tus logros! Dile a todo el mundo que estás dirigiéndote al gimnasio para que la comunidad en línea te haga rendir cuentas.

10. Programa tu ejercicio con tu programa de TV favorito

¿Te encanta mirar House Hunters todos los días después del trabajo? En lugar de mirarlo en tu sillón, vé al gimnasio y míralo mientras caminas en la trotadora.

11. Vé durante tu hora de almuerzo

Ir al gimnasio es mucho más divertido que sentarte en tu escritorio. Incorpora tu ejercicio en tu hora de almuerzo y míralo como un escape de la rutina diaria.

12. Descarga una nueva aplicación de ejercicio

Descarga una aplicación de ejercicio para recordarte ejercitar, entregar planes de ejercicio directamente a tu teléfono y recompensarte por lograr tus metas. Con todas las funcionalidades que las aplicaciones de ejercicio ofrecen, no tendrás que gastar tiempo planificando qué hacer en el gimnasio.

13. Programa una cita candente

Programa una cena o una hora feliz con tu amiga favorita para la noche. ¡Te ayudará a motivarte para entrenar duro en el gimnasio de antemano!

14. Prepara tu bolso de gimnasio antes de irte a dormir

Al empacar tu equipo de ejercicio con tiempo, estará listo y esperándote cuando llegue el momento de ejercitarte. Luego de hacer los preparativos, estarás más motivado para ir al gimnasio.

15. Toma una taza de café

Cuando todo lo demás fracasa, una leve sacudida de cafeína puede ser justo lo que necesitas para impulsarte a ejercitarte.

 

Como siempre, consulta con un médico antes de comenzar cualquier programa de ejercicios. Consulta toda la exención de responsabilidades médicas aquí.