5 beneficios de hacer ejercicio en un gimnasio

piernas en trotadoras
A diferencia de una clase o estudio específicos, el gimnasio ofrece ejercicios de fuerza, cardiovasculares, estiramiento y mucho más.

Por Mary Lambkin

Si deseas mantener un estilo de vida saludable a largo plazo, el gimnasio es un excelente lugar para comenzar. Puedes ejercitarte a tu propio ritmo, en tu propio tiempo y con tu propio estilo sin tener que preocuparte por seguir un horario estricto o instrucciones específicas. Los beneficios de hacer ejercicio en un gimnasio son innegables, incluso en comparación con los beneficios de las clases y los estudios de ejercicios. Continúa leyendo para saber por qué hacer ejercicio en un gimnasio es a menudo la mejor opción para los que buscan el bienestar físico ocupados, activos y entusiastas.

1. Establece tu propio horario

Uno de los mejores beneficios de hacer ejercicio en un gimnasio es que puedes hacer ejercicio cuando quieras. El acceso las 24 horas del día, los 7 días de la semana para socios en muchos locales significa que puedes hacer ejercicio cuando sea más conveniente para tu horario. Ya sea que madrugues para hacer ejercicio o que desees quemar energía de noche, las puertas están abiertas para que te entrenes. Si tu horario te lleva de un lado a otro debido a un trabajo exigente, viajes frecuentes o una familia ocupada, hacer ejercicio en un gimnasio de acceso múltiple podría ser la mejor opción para ti.

2. Combina elementos

A diferencia de un estudio especializado, un gimnasio bien equipado puede ofrecer equipos para cada tipo de ejercicio. Esto puede brindarte la opción de combinar elementos para mantenerte involucrado mientras haces ejercicio. Intenta equilibrar una semana de ejercicio con acondicionamiento de fuerza, ejercicios cardiovasculares y estiramiento. Luego, prueba nuevas máquinas de ejercicios de fuerza, ve a la sala de pesas o acelera tu ritmo cardíaco con una explosión de ejercicios cardiovasculares. El cambiar tus ejercicios no solo evita que te aburras, sino que también puede evitar que tu cuerpo se aclimate a un solo ejercicio, lo que podría detener el progreso con el tiempo.

3. Ve a tu propio ritmo

Los entrenadores de Planet Fitness siempre están disponibles para guiar tus ejercicios, pero lo maravilloso es que eres tu propio jefe en el gimnasio. No te preocupes por los instructores que se acercan todo el tiempo o por lo que piensan los demás. En el gimnasio, puedes ir a su propio ritmo; así que tómate un día con tranquilidad cuando tengas ganas o acorta tu entrenamiento si lo necesitas: ¡nadie te juzga aquí!

4. Empuja tus límites

Uno de los principales beneficios de hacer ejercicio en un gimnasio es que puedes empujar tus límites y avanzar para convertirte en una persona más fuerte y saludable. A diferencia de una clase de gimnasia planificada, hacer ejercicio en el gimnasio te permite perseguir tus propios objetivos personales específicos.

¡No te sientas atascado por ciertos ejercicios, una duración de entrenamiento estricta o recursos limitados! Con un espacio amplio y una gran variedad de equipos a tu alcance, el gimnasio está listo para ayudarte a alcanzar tus objetivos.

5. Aíslate o socializa

A veces, las clases de gimnasia pueden estar demasiado concurridas, lo que dificulta que encuentres tu zen o despejes la mente durante los ejercicios. En el gimnasio, eres más que bienvenido para que disfrutes de tu tiempo "individual" y perderte en un buen programa de TV o una lista de reproducción durante tus ejercicios. Por otro lado, el gimnasio también es un gran lugar para socializar y hacer amigos si te gusta conversar o si prefieres la colaboración de un compañero de ejercicios.

Entonces, ¿por qué no tomas el control de tu experiencia de bienestar físico? Con todos los equipos y la experiencia que puedas necesitar en tu aventura con el ejercicio, ¡el gimnasio te espera!

Como siempre, consulta con un médico antes de comenzar cualquier programa de ejercicios. Consulta toda la exención de responsabilidades médicas aquí.