6 Beneficios del ejercicio nocturno

personas corriendo de noche
Una sesión de ejercicios nocturnos puede prepararte para un mañana asombroso. A continuación, se detallan seis razones por las cuales podrías desear programar una visita al gimnasio al final de tu día.
por Autumn Jones

Cuando se trata de la batalla de horarios para ejercitarse, la mañana y el mediodía parecen llevarse todos los laureles. Pero antes de establecer la alarma para que suene al amanecer, o sacrificar tu descanso para almorzar por una sesión de ejercicios, ¡deberías considerar todos los beneficios que el ejercicio nocturno tiene para ofrecerte!

A continuación, se detallan seis razones por las cuales podrías desear comenzar a programar una visita al gimnasio al final de tu día.

1. Incrementa la fuerza de tus músculos

Si tu meta es volverte más fuerte y aprovechar la máxima fuerza muscular, es probable que quieras planear ejercicios para el final del día. Según un estudio publicado por Journal of Sports Science & Medicine, el rendimiento muscular máximo se produce por la tarde y en las primeras horas de la noche, debido a la fluctuación de los niveles hormonales y a la temperatura corporal central. ¡Cambiar tu rutina matutina de levantamiento de pesas por una sesión de ejercicios al final del día podría ser la clave para disfrutar de unos cuántos beneficios!

2. Puedes concentrarte mejor

Un gimnasio lleno de personas puede resultar energizante, pero también significa esperar para utilizar los equipos y ocasionalmente charlar con compañeros. Ir al gimnasio tarde por la noche, te permite evitar las multitudes y concentrarte exactamente en lo que visite a hacer (con menos distracciones y retrasos). ¡Muchos locales Planet Fitness están abiertos 24 horas al día, lo que te permite realizar ejercicio en el horario más conveniente para ti!

3. Tendrás más energía de la que imaginas

Como explica SELF magazine, "La investigación ha mostrado que podemos resistir 20% más (cuando nos ejercitamos) por la noche, y hacerlo con una intensidad mayor." Esto quiere decir que probablemente tengas más energía para realizar un entrenamiento cardiovascular y de fuerza durante la noche, en lugar de hacerlo a primera hora de la mañana.

4. Puede ayudarte a dormir mejor

Es posible que pienses que realizar ejercicio de noche te energizará tanto que no podrás tranquilizarte para ir a dormir. No obstante, ocurre exactamente lo contrario. Según The Washington Post, ejercitarse ayuda a dormir con mayor profundidad y por más tiempo, sin importar el horario en el que lo realices. De hecho, ejercitarse durante la noche puede ayudarte a conciliar el sueño más rápido.

5. Estarás menos estresado

El estrés de un largo día puede hacer que desees ponerte ropa cómoda y tirarte en el sofá (lo cual es totalmente comprensible), pero el ejercicio nocturno es una manera perfecta de desestresarse. Como señala la Clínica Mayo, ejercitarse libera una gran cantidad de químicos cerebrales que te hacen sentir bien, conocidos como endorfinas, que reducen tus niveles de estrés y mejoran tu humor.

6. El día siguiente será increíble

Un beneficio extra de realizar una sesión de ejercicios nocturnos es que te prepara para un mañana asombroso. Entre deshacerte de tus niveles de estrés diarios y dormir como un bebé recién nacido, te despertarás sintiéndote renovado y listo para comenzar un nuevo día.

Aunque ejercitarse por la noche tiene muchos beneficios, es probable que aún no estés listo para abandonar tu rutina matutina. ¡No te preocupes! Mantén esta opción de realizar ejercicio de noche en tu mente para aquellos días en los que duermes hasta tarde o tienes un compromiso temprano por la mañana y no puedes ir al gimnasio. O, si estás dispuesto a experimentar, intenta realizar ejercicio luego del atardecer y ver si observas algún cambio positivo.

Como siempre, consulta con un médico antes de comenzar cualquier programa de ejercicios. Consulta toda la exención de responsabilidades médicas aquí.