Cómo convertirte en ciclista en 5 pasos simples

ruedas de bicicleta rodando en el atardecer
¡No hay nada como salir a andar en bicicleta en un lindo día para levantar el ánimo!

por Steven Auger

¿Siempre has preferido la bicicleta fija a la trotadora en el gimnasio? ¡Quizás sea hora de llevar tus habilidades al siguiente nivel y aprender a convertirte en ciclista! Como cualquier ejercicio, el ciclismo está lleno de bondades saludables.

El ciclismo es principalmente una actividad aeróbica, lo que significa que le brinda a tu corazón, a tus vasos sanguíneos y a tus pulmones un entrenamiento sólido. El ciclismo no solo puede reducir las posibilidades de que desarrolles una enfermedad cardiovascular, sino que también puede reducir los niveles de estrés y ansiedad. Además, ¡no hay nada como salir a andar en bicicleta en un lindo día para levantar el ánimo!

Cómo convertirse en ciclista

Como cualquier objetivo que te propongas alcanzar, vale la pena tener un plan. Aprender sobre el ciclismo no es la excepción. Estos son cinco consejos simples para empezar.

1. Elige una bicicleta.

Si estás debatiendo si invertir en una bicicleta de carretera sofisticada, comienza utilizando regularmente una bicicleta fija en el gimnasio. Esta es una buena manera para familiarizarte con el ciclismo y aumentar tu resistencia.

Cuando te sientas listo para comprar una bicicleta, no elijas cualquiera. ¡Elige la bicicleta adecuada! Eso significa que debes asegurarte de que el tamaño sea el adecuado para tu altura y que la bicicleta tenga el diseño correcto para tu estilo de andar. Y no te sientas obligado a gastar un dineral en esta compra; pídele a un vendedor de tu tienda local de bicicletas que te muestre algunas opciones más económicas que sean adecuadas para ti.

2. Aprende técnicas básicas.

¡Practica, practica y practica! Es la única manera de que te sientas cómodo al andar. Es una buena idea que te concentres en usar los frenos y que pedalees sin sentarte. También practica el cambio de marchas en una carretera plana, para que puedas familiarizarte con el movimiento. Ten en cuenta que las marchas están ahí para ayudarte.

"Sabrás que estás en la marcha equivocada si descubres que estás haciendo girar los pedales con increíble velocidad, pero apenas te mueves; o te mueves cuesta arriba y encuentras la resistencia tan grande que tu pedaleo se vuelve lento", explica Cycling Weekly.

Tómate tu tiempo para acostumbrarte a la bicicleta. Aunque aprendas lentamente los matices del ciclismo, seguirás haciendo un buen ejercicio.

3. Monta con estilo.

Si planeas salir al exterior para andar en bicicleta, recuerda vestirte para triunfar. Un casco para ciclista es imprescindible para proteger la cabeza. Y no te olvides de usar el calzado adecuado. No importa el ejercicio que elijas, el calzado adecuado es fundamental.

¿Te sientes inspirado y quieres vestirte de manera adecuada para la ocasión? Una camiseta suave, guantes de ciclismo y shorts acolchados para ciclismo mejorarán tu comodidad y te darán la apariencia de un veterano experimentado de las carreteras.

4. Encuentra tu tribu.

En otras palabras, ¡suscríbete a un club de ciclismo! Como señala Cycling Weekly, tus compañeros ciclistas pueden proporcionarle toda la información que necesitas saber, desde respuestas a preguntas técnicas y soluciones a problemas mecánicos hasta señales con la mano y reglas al andar. Incluso pueden mostrarte cómo reparar un neumático desinflado, ¡así que estarás preparado para recorrer los senderos por tu cuenta!

5. Nútrete en el camino.

Si deseas hacer viajes largos, deberás mantenerte hidratado y asegurarte de tener suficiente energía para el viaje de regreso. Si bien puede parecer inusual, eso significa comer y beber mientras montas tu bicicleta.

"Si viajas por más de 90 minutos, come un bocadillo (por ejemplo, una barra de cereal) y trata de comer algo cada una hora", sugiere Cycling Weekly. ¡Puedes asegurar tu botella de agua al cuadro de la bicicleta para facilitar el acceso a ella mientras avanzas!

Como siempre, consulta con un médico antes de comenzar cualquier programa de ejercicios. Consulta toda la exención de responsabilidades médicas aquí.