Ejercicios de bajo impacto: qué son y por qué debes probarlos

personas utilizando bicicletas fijas en Planet Fitness
Puede que los ejercicios de bajo impacto sean adecuados para ti, especialmente si sufres problemas en las articulaciones. ¡A continuación te mostramos lo que debes saber!

por Catherine Santino

 

En el gimnasio probablemente hayas escuchado la frase "de bajo impacto", pero puede que no sepas exactamente qué significa. ¡No te preocupes, es habitual! Se trata de una pregunta totalmente normal para un principiante que va al gimnasio.

Puedes contar con nosotros. Aquí te contamos todo lo que debes saber acerca de los ejercicios de bajo impacto.

¿Qué son los ejercicios de bajo impacto?

Según el American Council on Exercise, los ejercicios de bajo impacto son movimientos fluidos que no son agresivos con las articulaciones. Básicamente, los pies están en contacto con el piso (o los pedales/las tiras) todo el tiempo. Esto le pone menos presión a zonas como las rodillas, la cadera y los tobillos. Los ejercicios de alto impacto, por otro lado, normalmente involucran saltar y brincar. Uno no es necesariamente más difícil que el otro; simplemente apuntan a diferentes zonas del cuerpo.

Ambos tipos de ejercicios tienen beneficios excepcionales para las personas de todos los niveles de estado físico. Puede que los ejercicios de bajo impacto sean los mejores para ti, especialmente si sufres problemas en las articulaciones.

Beneficios de los ejercicios de bajo impacto

Sin importar en qué lugar de la aventura con el ejercicio estés, los ejercicios de bajo impacto pueden ser extremadamente beneficiosos. Estas son algunas de las razones:

  • Te protegen de las lesiones. Los ejercicios de bajo impacto tienen un riesgo de lesión mucho más bajo que los movimientos de alto impacto. Por esta razón, son excelentes para los principiantes o para cualquiera que deba tener cuidado con sus articulaciones.
  • Te ayudan en los días de recuperación. Si ejercitas mucho todos los días en el gimnasio, es probable que te agotes; o lo que es peor, que te lesiones. Los ejercicios de bajo impacto son una gran alternativa moderada para los días de recuperación que tienes entre los días de ejercicios de alto impacto. O, tal vez has estado enfermo y es el primer día que vuelves al gimnasio. Los movimientos de bajo impacto pueden facilitarte la vuelta a la rutina.
  • Te ayudan con los ejercicios de alto impacto. Debido a que los ejercicios de bajo impacto le aportan fuerza y flexibilidad a las articulaciones, pueden ayudar con los ejercicios de alto impacto que involucran las mismas áreas. Los ejercicios de bajo impacto, como el yoga y el estiramiento también pueden ayudarte a mejorar la postura, lo que es esencial para mantenerse en forma.

4 ejercicios de bajo impacto que debes probar

Ahora que conoces los beneficios de los ejercicios de bajo impacto, es momento de probarlos. Estos son cuatro ejercicios para probar la próxima vez que vayas al gimnasio:

1. Elíptica

La máquina elíptica es excelente porque es un ejercicio de bajo impacto para todo el cuerpo. Al imitar el movimiento de subir escaleras, correr y caminar, puedes lograr un ejercicio cardiovascular y trabajar los músculos de todo el cuerpo. Los pedales también ayudan a estabilizarte, lo cual evita que se fuercen las rodillas y otras articulaciones.

2. Caminar

Los beneficios de caminar han sido probados más de una vez. Ya sea que te subas en la trotadora en el gimnasio o des una caminata por el vecindario, ¡caminar siempre es una excelente opción de bajo impacto!

3. Pedalear en una bicicleta fija

La bicicleta fija tiene todos los beneficios cardiovasculares de correr sin la presión sobre las rodillas. Para hacerlo correctamente, ajusta el asiento a la altura de la cadera, para que las piernas se doblen levemente al pedalear. Por último, tu espalda debe estar recta y los codos deben flexionarse levemente.

4. Remos

La máquina de remos de tu gimnasio ofrece un excelente ejercicio cardiovascular que puede desarrollar tu resistencia y tonificar los brazos, los hombros, la espalda y el abdomen. ¡Solo asegúrate de usarla correctamente!

Es importante señalar que tanto los ejercicios de alto impacto como los de bajo impacto pueden tener un lugar en tu rutina, sin importar tu estado físico. Tómate tiempo para saber qué funciona para ti y tu cuerpo; y actúa con prudencia.

Como siempre, consulta con un médico antes de comenzar cualquier programa de ejercicios. Consulta el documento completo de exención de responsabilidades médicas aquí.