Community@PF

Artículos sobre ejercicio, sugerencias para llevar una vida saludable y consejos sobre el estado físico.

Los beneficios de escuchar música: de qué manera tus canciones favoritas pueden mejorar tus ejercicios

mujer con auriculares en el gimnasio
Ya sea que quieras terminar una serie más o una milla más, ¡la música puede ayudarte a continuar!
por Steven Auger

Gracias a la tecnología, las personas ahora pueden escuchar música donde quiera que vayan. Y eso es algo bueno.

La acción de escuchar música está repleta de beneficios para la salud. Se ha demostrado que escuchar música reduce los niveles de estrés, ayuda a dormir mejor, y aumenta el flujo de dopamina (uno de los químicos que invade tu cerebro cuando estás enamorado), señala la revista Reader's Digest. Mejor aún, los beneficios de escuchar música también pueden extenderse al gimnasio.

Observa cualquier club de ejercicios y seguramente verás cientos de personas sudando al ritmo de sus canciones favoritas. Para las personas a quienes no les gusta usar auriculares mientras se ejercitan, es muy probable que haya música saliendo del sistema de altavoces del edificio. Ya sea que tú elijas tu propia lista de reproducción o tu gimnasio asuma el rol de DJ, la música en verdad puede motivarte.

La magia de la música para aumentar el rendimiento

Un informe publicado en International Review of Sport and Exercise Psychology estudió la teoría de que escuchar música mientras te ejercitas puede impactar positivamente en tu ejercicio. Incluso antes de que se estudiaran sus implicaciones en el gimnasio, se ha demostrado que la música tiene cientos de efectos positivos, que incluyen levantar el ánimo, captar la atención, modificar el humor, aumentar la producción de trabajo, y reducir inhibiciones, entre otros.

Cuando se trata de escuchar música para realizar un ejercicio, existen dos fases: una antes de la actividad y otra durante la actividad.

El término "antes de la actividad", en relación con el gimnasio, se refiere al período de tiempo antes de que comiences a ejercitarte. Tu música favorita puede proporcionar un estímulo muy poderoso antes del ejercicio. En términos más sencillos, escuchar canciones que te gustan puede estimularte y prepararte para dominar tu nueva rutina de ejercicios.

El término "durante la actividad" se relaciona con escuchar música mientras te ejercitas. La música motivacional en realidad puede aumentar tu nivel de resistencia mientras realizas ejercicios de alta intensidad. Eso significa que podrías correr en la trotadora por más tiempo, con mayor intensidad, y más rápido si escuchas tu música favorita (en lugar de las noticias del día, por ejemplo).

Motivarse y crear autoconfianza

Los beneficios de escuchar música durante el ejercicio también incluyen al cerebro, según la organización National Center for Health Research. Los cambios físicos en los niveles hormonales (especialmente de serotonina) proporcionan un impulso psicológico. Las personas que escuchan música que les gusta tienden a tener niveles más altos de serotonina. Conocida como la hormona del "bienestar", la serotonina generalmente produce una mejora en el humor. Sin dudas, niveles más altos de esta hormona mejoran tu ejercicio.

Además de ayudarte a durar más tiempo en el gimnasio y a trabajar más duro, la música también puede mejorar las habilidades motoras de una persona y la coordinación de movimientos durante un ejercicio, según el American Council on Exercise. "Cuando el cuerpo está en sincronía con la música, las personas frecuentemente experimentan un aumento de la autoconfianza, lo que crea una asociación positiva con el ejercicio", explica la organización.

La próxima vez que estés en el gimnasio, prueba escuchar canciones con diferentes ritmos para diferentes actividades. Por ejemplo, elije canciones más lentas y relajantes mientras realizas el calentamiento y el enfriamiento; y canciones más rápidas y animadas durante las actividades de alta intensidad. Ten en cuenta tu cuerpo, y ¡motívate con música!

Como siempre, consulta con un médico antes de comenzar cualquier programa de ejercicios. Consulta el documento completo de exención de responsabilidades médicas aquí.