Los múltiples beneficios de los burpees

mujer saltando en el aire con los brazos extendidos
¡No hay razón para sentirse intimidado por los burpees! A continuación, te mostramos por qué (y cómo) deberías incluirlos entre tus ejercicios futuros.

por Autumn Jones

 

¿Quieres aumentar tu ritmo cardíaco, fortalecer tu abdomen, y acelerar tu metabolismo con un simple movimiento? Conoce el burpee.

Los burpees tienen una reputación por un motivo: ¡son difíciles! Pero los beneficios de los burpees son innegables y te proporcionan muchas razones para que te entusiasmes con este ejercicio. A continuación, te mostramos por qué (y cómo) deberías incluir los burpees entre tus ejercicios futuros.

¿Por qué los burpees?

La mayoría de las personas tienen una relación amor-odio con los burpees; pero este ejercicio de cuerpo completo para el desarrollo de fuerza ofrece cientos de ventajas. Incluso si el movimiento parece muy difícil, los burpees son un ejercicio excelente para trabajar. Así que, incluye algunos en tu rutina la próxima vez que vayas al gimnasio. Uno de los mayores beneficios de los burpees es que trabajan grandes grupos musculares de formas en que la mayoría de las personas no están acostumbradas.

Según la revista Men's Health, hacer burpees permite que trabajen tus músculos, pulmones, y metabolismo; por lo que notarás los resultados en todo el cuerpo y mejorarás tu fuerza con el tiempo. ¡Y la mejor parte es que tu propio cuerpo es la única máquina que necesitas! Como puedes hacer un burpee en casi cualquier lugar, tienes cientos de oportunidades para desarrollar tu acondicionamiento y resistencia incluso cuando no estás en el gimnasio.

Cómo hacer un burpee

¿Te interesa intentar este movimiento y agregarlo a tu rutina de ejercicios? ¡Genial! A continuación, te mostramos cómo realizar un burpee en siete simples pasos:

  1. Comienza por colocar los pies separados al ancho de hombros.
  2. Flexiona tus rodillas y agáchate como haciendo una sentadilla.
  3. Coloca tus manos en el piso (frente a tus pies) y desplaza el peso de tus pies.
  4. A medida que tu peso se desplaza hacia adelante, mueve tus pies hacia atrás, con un movimiento fluido, para que tu cuerpo forme una linea recta desde la cabeza a los talones (deberías reconocer esto como la posición de plancha).
  5. Ahora, con un movimiento, vuelve con tus pies hacia adelante hasta que estos alcancen tus manos. De esta manera, la parte interna de cada pie se encontrará próxima al borde externo de tus dedos meñiques.
  6. Lánzate hacia arriba con un salto, extendiendo tus manos hacia el cielo.
  7. Tras caer del salto, comienza a bajar hasta llegar a la posición de sentadilla para empezar la secuencia nuevamente.

Como sugiere la revista Shape, "querrás hacer los burpees tan rápido como puedas mientras mantienes la buena postura, pero controla tu ritmo para que no te agotes demasiado rápido."

Cómo agregar burpees a tu ejercicio

Para que tus burpees sean más interesantes y le muestres a los músculos de tus brazos un poco de amor extra, intenta agregar una flexión de brazos mientras te encuentras en la posición de plancha. También puedes incorporar una flexión en tu salto llevando las rodillas hacia el pecho mientras estás en el aire. O quizás te sientes con ganas de hacer una combinación con un salto de tijera (en lugar de un salto) para que tu corazón mantenga el ritmo.

De ser posible, es buena idea incluir algunas series de burpees en tu rutina regular de ejercicios. ¿Vas a caminar o a correr? Detente a mitad del camino y realiza tantos burpees como puedas durante un minuto para acelerar tu ritmo cardíaco. También puedes usar una serie de burpees como calentamiento de cuerpo completo antes de tu circuito de entrenamiento o sesión de ejercicios cardiovasculares.

Recuerda, ¡no hay razón para sentirse intimidado por los burpees! Con un poco de práctica y repetición, dominarás este ejercicio estrella como un profesional. En poco tiempo, podrías comenzar a sentirte más fuerte y saludable luego de cada sentadilla, plancha y salto.

Como siempre, consulta con un médico antes de comenzar cualquier programa de ejercicios. Consulta toda la exención de responsabilidades médicas aquí.