¿Eres nuevo en el gimnasio? Aquí te mostramos 6 consejos para ayudar a ejercitarte de manera segura

personas sonriendo sobre máquinas para ejercicios cardiovasculares en Planet Fitness
La adecuada postura y la seguridad son importantes si deseas sacar el máximo provecho a tus ejercicios.

por Steven Auger

 

¡Comenzar una nueva rutina en el gimnasio es emocionante! Hay mucho por aprender y divertirse. Por supuesto, hacer ejercicio también puede producir muchos beneficios para la salud si tu rutina de ejercicios está bien elaborada y es segura. Antes de tu primer día en el gimnasio, estudia estos consejos para poder ejercitarte de manera segura.

1. Entrada en calor y enfriamiento

Antes de conducir tu automóvil en un día frío de invierno, lo calientas, ¿verdad? Tu cuerpo necesita cuidados similares antes de hacer ejercicio. Prepara tu cuerpo para el ejercicio con algunos movimientos dinámicos como molinos o abrazos. También puedes probar con movimientos giratorios de hombros, círculos con los tobillos y brazos, y balanceo de piernas al comienzo de tu próxima rutina.

Del mismo modo, hacer un enfriamiento del cuerpo luego de tu sesión de gimnasio te permite finalizar el entrenamiento con comodidad y gradualidad. Una buena sesión de estiramiento también puede ayudar a que tu cuerpo repare los músculos que has ejercitado.

2. Asegúrate de que te quede bien el calzado

El calzado para hacer ejercicio puede clasificarse en tres categorías: para correr, para entrenar y para caminar. Presta especial atención al ancho, largo, flexibilidad y sensación en el pie cuando compres este tipo de calzado. Otro factor importante es si el calzado soporta correctamente tu arco y tendón de Aquiles. Recuerda reemplazar tu calzado para el gimnasio cada seis meses aproximadamente.

3. ¡Hidrátate!

El agua calma la sed y ayuda a eliminar las toxinas del cuerpo en un esfuerzo por prevenir las enfermedades. También juega un rol importante a la hora de mantener el metabolismo. El agua es tu mejor aliada, dentro y fuera del gimnasio. Bebe agua a lo largo del día, lleva una botella de agua contigo al gimnasio, y asegúrate de mantenerte hidratado cuando hagas ejercicio.

4. Cuida la postura

Mantener una postura adecuada cuando te ejercitas es clave para evitar lesiones. Ya sea que hagas press de banca en la máquina Smith o simplemente acumules millas en la trotadora, debes asegurarte de mantener una buena postura e involucrar a los músculos correctos.

Como apunta la National Federation of Professional Trainers, una postura inadecuada durante un entrenamiento de fuerza puede producir torceduras y desgarros dañinos en tendones y músculos. La adecuada postura te brinda seguridad y asegura que trabajes los músculos correctos para el ejercicio que estás haciendo. Si tienes preguntas sobre la postura (o cualquier consulta relacionada con el gimnasio) no dudes en consultar con un entrenador.

5. Escucha tu cuerpo

Es importante que escuches tu cuerpo, especialmente si sientes dolor muscular. Luego de ejercitarte, es posible que sientas rigidez o dolor. Si esto ocurre, recompensa tu arduo trabajo en el gimnasio con un día de descanso. También puedes considerar hacerte masajes o usar unos minutos un rodillo de espuma para aliviar el dolor. Además, asegúrate de dormir lo suficiente, ya que dormir ayuda a la recuperación del cuerpo, y es durante la recuperación que comienza el proceso de desarrollo muscular.

6. Duplica tu diversión

Un compañero de ejercicios puede ser más que alguien con quien hablas entre series. ¡Puede ayudarte! Además de que posiblemente sientas más ganas de ir al gimnasio si conoces a alguien allí, esa persona puede ayudar a que te asegures de mantener una buena postura durante tus ejercicios. De esta manera, puedes evitar los malos hábitos que posiblemente desarrolles si solo te concentras en el ejercicio. ¡Y no olvides divertirte y ponerte al día!

Siéntete orgulloso de ti mismo por establecer un nuevo régimen de ejercicios y recuerda ejercitarte de manera segura. ¡Tu cuerpo te lo agradecerá!

Como siempre, consulta con un médico antes de comenzar cualquier programa de ejercicios. Consulta el documento completo de exención de responsabilidades médicas aquí.